Camilla: la villana del cuento, ahora es reina consorte

  Ocio

Camilla: la villana del cuento, ahora es reina consorte

Dejó de ser la más odiada de Reino Unido para ser la mujer que ama y hace feliz al monarca Carlos III, hijo de Isabel II

Camilla y Carlos.
Camilla y Carlos III se casaron hace 17 años.Archivo

Cuando la princesa Diana y el entonces príncipe Carlos de Inglaterra (73) eran esposos, Camilla Parker Bowles (75) se convirtió en la mujer más odiada del Reino Unido porque fue la manzana de la discordia en ese matrimonio. Con la muerte de Isabel II, ahora ella se convierte en la reina consorte y él, en Carlos III. La pareja cumplió en abril pasado 17 años de casados y medio siglo de amantes.

Isabel II

Carlos III y sus hermanos velan el féretro de Isabel II

Leer más

Se conocieron en 1970. Comparten la pasión por la caza, el polo, la cultura y la jardinería pero, sobre todo, Camilla lo hace reír y sentir un hombre normal. Aunque se enamoraron, el matrimonio era imposible. Según las reglas de la realeza, el heredero al trono debía elegir a una mujer que supiera cruzar los pies con decoro, tomar el cubierto correcto, usar las palabras adecuadas en una conversación entre royals y ser virgen.

Camilla y Carlos III
Tras la muerte de Isabel II, ellos se convirtieron en el rey Carlos III y en la reina consorte.Agencias

En marzo de 1973, Carlos recibió una carta de ella que le avisaba que se casaba con Andrew Parker Bowles.

Beckham

Beckham, más de 12 horas en la cola para ver la capilla ardiente de la reina

Leer más

Lejos de la mujer que amaba, él tuvo relaciones con féminas de la nobleza como Lady Caroline Percy, con actrices como Susan George y modelos como Fiona Watson.

El tiempo pasaba y lo presionaban para encontrar una esposa. Apareció Lady Di, una joven de 19 años, quien soñaba con su hermosa boda cuando descubrió a su futuro esposo hablando por teléfono con una tal… Camilla.

Dicen que el día antes del enlace real (1981) hubo tres grandes llantos. El del príncipe porque no podía casarse con Camilla, el de Camilla porque se casaba el príncipe y el de Diana porque Camilla seguía en la vida del príncipe. Ella estuvo entre los 2.500 invitados de la ceremonia religiosa en la St Paul’s Cathedral de Londres.

El matrimonio de Carlos comenzó por obligación y así siguió, el de Camilla no iba mejor. Según la biografía oficial del ahora rey, en el 86, Camilla y él volvieron a ser amantes, pero ‘las malas lenguas’ dicen que nunca habían dejado de serlo.

Támesis

Un río humano junto al Támesis para despedir Isabel II

Leer más

A ella no le molestaba ser la amante en la sombra. Para poder seguir viendo a la mujer que amaba, Carlos contó con la ayuda de algunos cómplices. Sus ayudantes deshabilitaban el sistema de alarma o deshacían su cama para que pareciera que había dormido en su habitación. Solía visitar a Camilla de noche y volver al amanecer.

La situación no era desconocida para sus respectivas parejas, pero Diana no estaba dispuesta a un matrimonio de a tres, como ella misma lo definió.

Ante los ojos de los británicos, la figura de Diana se acrecentaba. Camilla se convirtió en la persona más odiada del Reino Unido. Su apariencia tampoco ayudaba. La tildaban de bruja y roba maridos. Durante años fue señalada como la otra y no como la mujer que hacía feliz al príncipe heredero. En 1995 Camilla decidió divorciarse de su esposo. Al año siguiente, todo se acabó entre Carlos y Diana.

El 31 de agosto de 1997, la entonces princesa de Gales murió en un accidente en París.

El 9 de abril de 2005 dejó de ser la amante de Carlos para convertirse en su segunda esposa. Dicen que él suele pasar largas temporadas en Clarence House cuidando de la granja, leyendo y gestionando sus organizaciones benéficas, mientras que Camilla disfruta de sus nietos. Comparten fines de semana, viajes y actividades protocolares.

Ella logró dejar de ser vista como la amante para ser considerada una figura central de la familia real británica. Su discreción y el amor que se profesa con Carlos lograron que la duquesa haya dejado de encabezar la lista de las más odiadas de la realeza. Los británicos aprendieron a aceptar a esa mujer cercana, buena conversadora, cálida, amigable y con un gran sentido del humor.

REINA LETIZIA

Letizia y Harry, dos cumpleaños reales

Leer más

Camilla tiene dos hijos, Tom Parker Bowles (47) y Laura Lopes (44), nacidos durante su primer matrimonio con Andrew Parker Bowles. Los hermanos intentan llevar una vida lo más discreta posible, a pesar de la notoriedad de su madre. El pasado junio asistieron a la ceremonia en la que ella ingresó en la Orden de la Jarretera. Tampoco faltaron a las bodas de Guillermo y Harry, con quienes mantienen una excelente relación.

Incluso Eiza, hija de Laura Lopes, participó como dama de honor en el enlace de los duques de Cambridge. Tom es ahijado de Carlos y siente una gran admiración por él. Trabaja como escritor y crítico gastronómico, ha publicado varios libros de cocina y ha ejercido como juez en talent shows culinarios. Laura Lopes se dedica a promocionar a jóvenes artistas.

Aunque parezca mentira, Camilla se ganó el corazón de Guillermo y Harry. Tras la boda de los ahora reyes, Harry hizo unas declaraciones que sorprendieron y dejaron clara la buena relación que ambos hermanos mantienen con ella. “Guillermo y yo la queremos mucho y nos llevamos muy bien con Camilla”. Seguramente se dieron cuenta de que ha sido el verdadero amor de su progenitor y que lo ha hecho feliz. Es habitual verlos compartir en actos públicos y privados.

No ha faltado en los momentos importantes de sus hijastros, como sus bodas o el nacimiento de sus hijos.

Opiniones

Ricardo Mórtola.
Ricardo Mórtola.Archivo

“Camilla como nueva reina consorte es pedido explícito de Isabel II. El actual rey Carlos III carece de popularidad. El suceso de la muerte de Diana lo dejó en los suelos tanto a él como a su madre que no tenía una buena relación con ella. La historia se repite y Harry con Meghan han opacado el escándalo que movió al mundo a finales de los 90. Las aguas se han calmado, Camilla cumplirá como reina consorte sin ningún tipo de escándalo”.

Ricardo Mórtola, comentarista

“Hay quienes sin duda olvidaron y perdonaron lo ocurrido entre Carlos, Camilla y Diana, y eso los lleva a aceptar a la esposa del rey como la reina consorte. Para otros, el recuerdo de Lady Di está marcado por el dolor y sufrimiento asociados a Camilla y su relación con Carlos. Eso evidentemente lleva a que ese grupo de la sociedad no la acepte ni reconozca como su monarca”.

Liz Valarezo, periodista

"Creo que las cosas han cambiado. Lo que sucedió con la pareja real fue hace muchos años. Entonces se dio un escándalo mediático, los ingleses amaban a Diana. Camilla y Carlos siempre estuvieron enamorados, desde jóvenes. Lamentablemente, el protocolo real era muy estricto en esa época y se separaron, ella se casó y Carlos hizo lo propio.

El pueblo inglés la ha perdonado, ya que junto a ella el rey ha tenido un matrimonio estable y feliz. Lo que importa es de ahora en adelante y cómo sea su desempeño como reina consorte”.

María Mercedes Cuesta, comunicadora

Rocío Cedeño.
Rocío Cedeño.Archivo

“Es algo que decidirán en el día a día los británicos, pero nadie puede borrar ese episodio de la vida de Camilla porque fue la mujer con la que engañó Carlos a Diana y eso la marcó para siempre”.

Rocío Cedeño, presentadora

“Creo que su pasado seguirá siendo su presente porque somos una sociedad sumida en el prejuicio. Además del machismo que crucifica a la mujer que se involucra con un hombre casado, cuando el error es de ambas partes. La raíz del problema fue la misma monarquía británica que empañó la felicidad de Camilla. Carlos y ella eran muy jóvenes e inmaduros frente a una institución como la realeza británica y, por supuesto, sus normas.

A eso hay que sumarle la simpatía, carisma y aceptación de la princesa Diana cuando llegó a formar parte de la familia real. Camilla tendrá que enfocarse en el ahora, independientemente de los cuestionamientos”.

Juan Carlos Aizprúa, comunicador

“Camilla, la reina consorte, ya fue aceptada por la familia real incluso por los hijos de la princesa Diana, la vemos desde hace varios años en actos oficiales, incluso en las fotografías familiares; además, la propia Isabel II fue quien le dio el título de consorte. Es el eterno amor de Carlos III, pero creo que le seguirán pesando los comentarios. Diana no llegó al trono, pero es la reina de los corazones de la gente”.

Ale Boada, comunicadora

Camilla y Carlos III
Camilla siempre fue considerada la malvada de la historia.Archivo