Guayaquil

Guayaquil: Universitarios piden al presidente que los escuche

Los jóvenes guayaquileños exigen planes de inserción laboral, becas, alianzas y acceso a Internet. Creen que así sus oportunidades no serán afectadas

Foto de Sistema Grana (11480338)
Afectados. Según datos del INEC, el grupo etario más afectado en el país es de 15 y 24 años, quienes están entre el colegio y universidad.Freddy Rodriguez

El sistema educativo ha arrastrado una serie de falencias, que ahora el presidente electo Daniel Noboa, a juicio de los estudiantes, deberá intentar solucionar durante su año y medio de gestión.

solteros1

La soltería es una opción de vida para los guayaquileños

Leer más

Los jóvenes, como el resto, están preocupados por la inseguridad que afecta a Guayaquil y, en sí, al país; pero exhortan a que la seguridad no sea el único eje que se priorice. “La educación es algo que también debe trabajarse en paralelo. No podemos descuidar el desarrollo de las nuevas generaciones. Sin educación no hay garantías para crecer. No hay garantías de nada”, dice Ilian Castro, guayaquileño de 21 años y futuro abogado.

EXPRESO realizó un sondeo con los universitarios de la ciudad para conocer qué es lo que necesitan de parte del nuevo mandatario para su desarrollo y futuro.

Lea también: El confinamiento y la ansiedad ahora se dan por la inseguridad

PedidoLos jóvenes exigen al nuevo Gobierno que desarrolle proyectos de mejoras en la infraestructura y oportunidades en las universidades.

Que requieren de infraestructura, dijeron, y de equipos de alta tecnología incluso, cuando por la violencia que atraviesa el país, colegios y universidades se ven obligados a estudiar de manera virtual. Que se cansaron de tener que lidiar con infraestructuras que no reciben el debido mantenimiento y equipos que están expirados; y que sobre todo anhelan con tener la oportunidad de acceder a becas de estudios.

“Sabemos que en el sistema público los cupos no alcanzan y quienes tenemos pocos recursos no podemos acceder a la educación de tercer nivel en un centro particular. Por ello mi pedido hacia el presidente es que dé luz verde a los convenios locales e internacionales que nos permitan desarrollar”, pide Danilo Sáenz, guayaquileño de 22 años, quien aún no logra obtener un cupo al sistema público.

Para los estudiantes de Farmacología de la Universidad de Guayaquil, la principal necesidad se centra en la actualización de los laboratorios y equipos de medicina, pues a decir de ellos, es una carrera que requiere de experimentación y de equipos aptos para trabajar con los métodos necesarios para elaborar fármacos.

desempleo

Desempleo en Guayaquil: enrolarse, un proceso imposible para muchos

Leer más

“No podemos aprender bien sin los instrumentos correctos. Los que tenemos nos han permitido aprender, pero no son los de última tecnología. Entiendo que en nuestro campus hacen todo lo que pueden y lo están dando todo, por eso yo apunto al Gobierno. A que sus ministros o funcionarios recorran cada centro de estudios para que confirmen qué se puede mejorar”, demanda el estudiante Piero Mera.

Lea también: Guayaquil: El ‘Arte indie’ cautiva a los más jóvenes

Para mi tesis necesitamos laboratorios y los de la facultad están en mal estado. Nos toca pagar $ 3.000 en alquilar uno para así graduarnos.

Daniela Ríos, estudiante de Farmacología

“Muchos tenemos aspiraciones de estudiar fuera de Ecuador y las becas para estudiar, ya sean títulos de grado o de posgrado, son contadas. El Gobierno debería dar más apoyo, dar la posibilidad a más estudiantes de salir y buscar mejores oportunidades”, añadió Samantha Borbor, estudiante de Obstetricia.

Mientras que Itati Briones, estudiante de Comunicación de la UIDE, considera que a nivel nacional el Gobierno también debería aumentar la inserción de alumnos de escasos recursos a universidades privadas. A su parecer, las plazas ofrecidas no son lo suficientemente altas. “Yo salí de un hogar con dificultades económicas, mis padres lograron costearme mis estudios con la ayuda de varios familiares en una universidad privada. Pero tengo muchos compañeros en la misma situación que no han tenido esa suerte; a muchos les tocó trabajar ganando un mínimo, y a otros, les ha tocado estudiar un semestre y dos no porque deben priorizar las necesidades en casa. Es difícil”, relata Maryori Tomalá, de la Universidad Salesiana.

Las prácticas profesionales son simuladores, y no debe ser así. La malla debe cambiar y darnos la experiencia laboral requerida.

Yaritza Ramírez, estudiante de Obstetricia
democracia jóvenes

Jóvenes oradores incitan a la ciudadanía a un voto informado

Leer más

Melanie Lazo, quien cursa la carrera de psicología en la Ecotec, considera que para tratar la falta de cupos en universidades públicas, primero se debe invertir en infraestructura. “Se debe asignar un presupuesto adecuado para la planificación de un mayor número de aulas y personal docente; cosas que aunque no se efectúen en este período se deben ya tener en cuenta”, propuso Lazo.

En Ecuador, agrega Doménica Lasso, estudiante de la Espol, no debería ser tan “complejo” estudiar. “La mirada del Gobierno debe apuntar a fortalecer el sistema público, sin duda alguna. Pero también debe crear esos lazos y convenios para que los centros particulares les den cabida a más alumnos. Hoy lo hacen, sí, pero por iniciativa propia. Aquí hace falta compromiso por parte del Gobierno para que todos puedan acceder. Creo que así, incluso los problemas sociales que experimentan los jóvenes se puedan ir reduciendo. Muchos caen en las drogas o experimentan la vida en la calle porque no tienen oportunidades”, indicó.

El hecho de que aún no exista la libertad de escoger la carrera que deseas es algo que debe cambiar y que se ha pedido por años.

Jaime Muñoz, estudiante de Multimedia

Sobre este último punto, EXPRESO ha venido relatando en las últimas semanas el viacrucis que experimentan los jóvenes. Y es que según datos oficiales del INEC, el grupo etario más afectado es entre los 15 y 24 años (33%), seguido del de 25 a 34 años (29,4 %).

Omar Freire es estudiante de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo y considera que con las nuevas dificultades que atraviesan, ya sea por la inseguridad o los fenómenos climáticos que pueden arrinconar a alumnos y maestros a retornar a la virtualidad; urge invertir en tecnología.

El Gobierno debe invertir en la mejora de equipos para todas las universidades, privada o pública, pues invierten en el futuro.

Franklyn Moreno, estudiante de Comunicación

“Con esto no quiero decir que el Gobierno debe llenar de internet un instituto, no, eso no. Pero sí que debe invertir en que cada rincón del país tenga acceso. Solo así el estudiante de la universidad que sea, o de las escuelas y colegios, que han sido los más afectados por la falta de atención en ese punto, podrán estudiar como se debe. O al menos tendrán más facilidades. Mucho se ha dicho que vamos camino a ser una ciudad inteligente, pero no lo somos. Los vacíos que dejó la pandemia ante la falta de herramientas están ahí. Los efectos lo siguen enfrentando los chicos. En fin, hay mucho que hacer. Y, definitivamente, Noboa no podrá hacerlo todo, pero puede ir preparando el camino y dejando las bases”, considera Danzel León, estudiante de la universidad Laica Vicente Rocafuerte, quien además hizo un llamado a que se fortalezcan los convenios de las universidades con las empresas; a fin de que se priorice a los recién graduados la posibilidad de obtener ese primer trabajo sin tantas trabas, como pasa ahora.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!