Guayaquil

El 'show' del masaje deja el Malecón 2000

Los masajistas de la feria artesanal señalan que los sacaron de allí sin motivos. La Fundación dice que es un tema del concesionario y sus socios

6100414b99c27
El colombiano Hernando Niño en plena faena, cuando todavía funcionaba su carpa en la feria artesanal del Malecón del Río. Las terapias eran con ropa y entretenían a los visitantes del lugar.Jorge Alvarado

Las terapias para desentumecer los músculos y alejar las 'malas vibras' y el estrés se mudaron a Parque Samanes de un momento a otro. Ya no están en la Feria artesanal del Malecón 2000, donde el grupo de masajistas nacionales y extranjeros a cargo de un stand, daba un servicio accesible al bolsillo de la gente, según muchos de sus pacientes.

retrastistas1

Artistas del carboncillo le hacen un guiño a la tecnología

Leer más

Para algunos, su peculiar forma de tratar a adoloridos pacientes hacía que decenas de curiosos se pararan a observarlos especialmente en los fines de semana.

Pero desde mediados de julio de 2021, Edison Hurtado, Yulica Ascanio (venezolana) y Hernando Niño (colombiano), los llamados "masajistas grancolombianos", ya no aplican allí sus masajes con técnicas de quiropraxia y reiki a pacientes con la ropa puesta y a vista del público.

Hurtado, un afroecuatoriano, de 52 años y especialista en quiropraxia, dijo a EXPRESO que su salida del Malecón fue una "decisión unilateral" tomada supuestamente por una funcionaria de la Fundación Malecón 2000, aunque no proporcionó su nombre.

Agrega que el organizador de la feria (concesionario) les comunicó que alguien de la administración había decidido que su stand con camas para masajes no iba con la tónica del gran parque urbano y, por tanto, requirieron su salida.

Versión de Malecón 2000

CIVISMO.

Guayaquil no dejó morir el civismo y sus fiestas julianas

Leer más

Al respecto, la Fundación Malecón 2000 negó haber tenido que ver con la salida de los masajistas. Recordó que las ferias artesanales que se desarrollan allí y en el Malecón del Salado son actividades concesionadas.

Y ante la inquietud de EXPRESO, en el sentido de que una de sus funcionarias habría incidido en la medida tomada contra la carpa de masajes, la Fundación respondió: "Si el presunto afectado tiene una queja por la acción, esta debe ser resuelta entre la persona y el concesionario de la feria, quien es el responsable por la organización y disposición de los participantes".

Desde Fundación Malecón 2000 no se ha emitido ninguna disposición sobre la presencia de los masajistas en mención, insistió.