Prohíben el paso de carros y motos al santuario de Olón por deslaves

  Guayaquil

Prohíben el paso de carros y motos al santuario de Olón por deslaves

El acceso puede ser a pie o en bicicleta. El problema se agravó por las últimas lluvias

santa elena
Territorio. Por seguridad, se ha dispuesto el ingreso a pie o en bicicleta.Joffre Lino / Expreso

Desde el martes 8 de febrero está prohibido el paso en vehículos motorizados (carros y motos) en toda el área que rodea al santuario Blanca Estrella de la Mar, ubicado en Olón, provincia de Santa Elena. La medida fue adoptada por las autoridades provinciales debido a los constantes deslaves de tierra que están ocurriendo en los cerros del lugar.

Las lluvias registradas en los últimos días y la erosión del suelo están provocando, de manera continua, aludes que afectan a las instalaciones del colegio católico Santa María del Fiat y al reconocido templo religioso. Ambos están ubicados en el borde del perfil costero de la zona montañosa.

El objetivo es evitar las vibraciones que provocan los automotores y poder contener la inestabilidad de la tierra en aquella área. Así también se busca evitar algún incidente grave que pueda ocurrir por el desprendimiento de material rocoso.

Aproximadamente, un kilómetro de vía ha sido cerrada. La prohibición va tanto en el acceso a las inmediaciones del monumento al surfista, en Montañita; como la bifurcación de ingreso a la zona religiosa en la Ruta del Spondylus.

Cerro San Eduardo

Iniciaron los trabajos para evitar más desprendimientos del cerro San Eduardo

Leer más

La misionera Magali Sesme, quien forma parte del grupo religioso Santa María del Fiat, encargado de la administración del colegio y del santuario, explicó que la Gobernación de Santa Elena ha conformado una comisión técnica para buscar una solución definitiva al problema, que se ha venido presentando desde 2013.

santuario
Atención. Los feligreses pueden acceder a pie o en bicicleta.Joffre Lino / Expreso

“Esta vez, el área donde está ubicado el Santuario no ha presentado problemas, los inconvenientes son en el mirador contiguo al templo. Allí llega mucha gente a observar el entorno natural y buscamos evitar algo más grave”, indicó Sesme.

El sacerdote Helmut Nagorziansky pidió comprensión a los devotos e invitó a continuar visitando el santuario, pero esta vez solo podrán llegar a pie o en bicicleta.