Guayaquil

Una pareja baleada en el sur de Guayaquil

El fiscal Carlos Vaca Grijalva indicó que el fallecido fue identificado como Pedro Mosquera Zúñiga, de aproximadamente 34 años de edad. Su acompañante está herida

Sicariato
Policías llegaron al sector para iniciar las investigaciones respecto a este nuevo suceso violento en el Puerto Principal.Juan Faustos

El sur de Guayaquil fue el escenario de una nueva balacera. Ocurrió en la avenida Ernesto Albán, a la altura de la avenida 25 de Julio, diagonal a un centro comercial. Las víctimas son una pareja que se movilizaba en una camioneta.

cte

La Comisión de Tránsito solicita dejar de emitir las licencias

Leer más

De acuerdo a la información recabada previamente en el sitio, los ocupantes del vehículo (un hombre y una mujer) fueron sorprendidos por motorizados cuando circulaban en el sentido este - oeste de la Ernesto Albán.

Al lugar acudió una ambulancia para brindar los primeros auxilios a las dos personas. La fémina fue trasladada en el automotor de asistencia médica hacia una casa de salud. Pero el conductor de la camioneta falleció a causa de la gravedad de las heridas.

En el lugar se hizo presente el fiscal Carlos Vaca Grijalva. El funcionario judicial indicó que el fallecido fue identificado como Pedro Mosquera Zúñiga, de aproximadamente 34 años de edad.

Posteriormente a las declaraciones del fiscal, el coronel Patricio Almendáriz, jefe del distrito Sur, refirió que son dos los involucrados en el ataque, quienes iban en un Kia Sportage plomo.

"De acuerdo a lo que se ve en un video de las cámaras de seguridad del sector, ellos toman contacto con una de las personas de la camioneta en una gasolinera cercana, se dan la vuelta a la manzana y producen los disparos", mencionó Almendariz. Razón por la cual se presume que los implicados podrían haber conocido previamente a sus víctimas.

Acotó que presuntamente se habría utilizado dos armas: una calibre 9 milímetros y otra calibre 45. En la zona se visualiza, hasta el momento, 13 indicios balísticos.

Los verdugos habrían escapado hacia la avenida Domingo Comín y luego se internaron por una calle de la ciudadela 9 de Octubre, donde se les perdió el rastro.

"Pudimos entrevistarnos con unos de los familiares y refieren de que hace tres semanas había sido amenazado el ciudadano hoy fallecido y que en virtud de ello había renunciado a su trabajo. Él trabajaba en una de las empresas dentro del puerto", comentó el coronel.