Guayaquil

Un memorial singular en casa para difuntos

Por el cierre del cementerio rezaron al pie de una foto y pusieron flores Después visitarán la tumba Sienten que no es lo mismo

Mirtiles Mendieta
La flor. Mirtiles Mendieta le pone una rosa a la foto de su esposa, Dalila Bernabé, quien falleció hace seis años.Miguel Canales

Practicar un rito de una manera diferente es como no hacerlo. Así piensan los deudos que conversaron con EXPRESO, porque hoy lunes 2 de noviembre, que se conmemora el Día de los Difuntos, no pueden estar al pie de la tumba de sus familiares, pues los cementerios están cerrados para evitar las aglomeraciones que podrían subir los casos de COVID en Guayaquil.

Feriado- ECU911- Zapata- cementerios

Los cementerios de 27 cantones del país sí abrirán durante el feriado de Difuntos

Leer más

Pese a rezar y poner flores al pie de la foto de sus familiares, los deudos consideran que no es lo mismo que ir a limpiar la lápida, pintarla, encontrarse con otros parientes y amigos, y hasta llevar serenata al camposanto. No es lo mismo porque incluso en algunas partes del país la costumbre incluye llevar alimentos y comer allí.

Por eso una y otra vez señalan que si la tradición no se puede cumplir como es y el día que es, ya no se realizó.

“En seis años desde que falleció mi esposa, Dalila Bernabé, es el primer año que no voy a ir al cementerio. He aprovechado en estos días para ponerle una rosa a su foto”, comenta Mirtiles Mendieta con voz quebrantada. Agrega que su compañera, amiga y amor estuvo a su lado por 30 años, hasta que falleció de cáncer.

Victor Hugo Rosado
El rezo. Víctor Hugo Rosado reza y pone una vela en su casa por sus tres familiares que fallecieron entre septiembre de 2019 y marzo de 2020. Una de ellas fue su madre, Susana Cruz de Rosado.Amelia Andrade

Mendieta lleva la foto hasta el altar donde tiene una Biblia grande, lee unos versículos, reza, pero reitera que no es lo mismo que hacer la visita en el cementerio. Y aunque la situación no depende de él, le pide perdón a su esposa por no poder visitarla hoy.

Un sentir parecido tiene Víctor Hugo Rosado. Él reza por tres familiares. “Mi hermano falleció de un infarto en septiembre de 2019, él era diabético. Ese mismo año, el 25 de diciembre murió mi cuñada, Patricia, de cáncer. El mayor dolor llegó cuando en marzo de este año dejó de vivir mi madre, Susana Cruz”, relata Rosado, quien tuvo que buscar el cuerpo de su madre por dos días entre decenas de muertos que estaban en estado de putrefacción, en aquellos días en que por el número de fallecidos por coronavirus en Guayaquil se perdían los cuerpos. El problema fue tal que hasta ahora hay 59 familias que aún no encuentran los cadáveres de sus seres queridos.

SobrevueloEl arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera, a las 10:30 de hoy lunes va a sobrevolar la ciudad, para dar la bendición a los fieles.
Día de los Muertos_Cementerios_Pandemia_COVID-19

El insólito Día de Muertos en el año de la COVID-19

Leer más

Por eso, en sus rezos da gracias a Dios por permitirle hallar a su mamá y ruega por quienes todavía están en esa búsqueda. El día que Rosado buscó a su madre entre decenas de muertos, el hedor de la muerte se impregnó en su olfato y hasta enfermó de COVID-19, “pero no me importó, porque encontré a mi mamá”, asegura mientras enciende una vela al pie de la foto de Susana Cruz.

En efecto, en este día no se debe olvidar a quienes meses después aún no han podido enterrar a su familiar y no tienen una tumba donde depositar sus lágrimas, por los cuerpos perdidos en Guayaquil en el tiempo de cuarentena por el coronavirus.

El dolor de ellos es diferente. “Siento que mi duelo está suspendido en el aire y estático. Cada día espero la llamada de las autoridades para que me digan que han encontrado el cuerpo de mi esposo, Próspero Guevara. Esa buena noticia la espero desde hace siete meses”, señala la abogada Jenny Villegas.

En esa misma espera está Lupe Gualpa, quien busca el cuerpo de su hermano Ronald. Y es que en Guayaquil, la COVID obliga a escribir un memorial de difuntos diferente, con miles que tienen prohibido visitar las tumbas y 59 familias que todavía buscan el cuerpo de sus muertos.

EL OFICIO RELIGIOSO SERÁ VIRTUAL

Aunque los cementerios están cerrados, el camposanto Parque de la Paz ha organizado una misa por el Día de los Difuntos, hoy lunes 2 de noviembre, a las 12:30. Será transmitida en vivo por redes como Facebook y Twitter. Para escucharla hay que buscar la página del cementerio. 

Mientras que la Arquidiócesis de Guayaquil ofrecerá el oficio religioso hoy mismo pero más temprano, a las 08:00, el cual también se podrá escuchar por las redes sociales.