Guayaquil

“La medida solo hará que Guayaquil se ahogue más”

Los carriles de la metrovía ya no serán compartidos.  La medida genera críticas por parte de los conductores Reclaman por la falta de planificación

Foto de Sistema Grana (32278190)
Congestionamiento. En la vía Daule, pese a que el tramo no es compartido, los conductores de autos y motos tienden a utilizar el carril debido a los atascos permanentes  Alex Lima

Aunque los buses escolares y los conductores que a diario trasladaban a sus hijos al colegio no están en las calles, debido a que las clases presenciales siguen suspendidas; en Guayaquil, el congestionamiento vial ha vuelto a tomar fuerza. El hecho de que el teletrabajo y la restricción vehicular por placas siga vigente tampoco ha logrado evitar los embotellamientos. Y el escenario se complica aún más ahora que la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) ha dispuesto que los carriles de la metrovía sean exclusivos y ya no compartidos para el uso de vehículos particulares, como lo eran en algunos tramos.

El distanciamiento obligatorio y que no haya suficientes unidades obligan a los usuarios del sistema a esperar por largos periodos articulados. Es obligatorio llevar mascarilla.

Metrovía, un mal servicio que el virus agravó

Leer más

Ayer EXPRESO hizo un recorrido por la ciudad para constatar cuál es el panorama que se percibe en los tramos compartidos y reflejar, paralelamente, cuál será la realidad a la que se enfrentarán los conductores desde el lunes, día desde el que regirá la medida. Las escenas fueron agobiantes. Mareas de autos que circulaban sin cesar, acompañadas de bocinazos que no dejaban de sonar y ciudadanos molestos que cuestionan la medida.

Si se permitió años atrás que compartamos el carril con la metrovía es porque los atascos eran permanentes. ¿Ahora quieren volver a lo mismo? No tiene sentido por ningún lado.

Juan Villacís,
​habitante de Mucho Lote 2

“¿Acaso están locos? ¿Cómo se les ocurre a las autoridades hacer que por esos carriles solo circulen los articulados, cuando en Guayaquil lo que más necesitamos es fluidez? Basta ver cómo estamos ahora para predecir lo que experimentaremos los próximos días”, opinó Eduardo Anchundia, quien se encontraba, alrededor de las 07:30, atascado en la avenida Carlos Julio Arosemena, cerca de la Universidad del Río, donde se encuentra una de las paradas.

tráfico Carlos Julio Arosemena
Respiro. Hasta este domingo, los vehículos podrán utilizar el carril de la metrovía.Alex Lima
accidente puente

Motociclista murió decapitado tras accidente de tránsito en puente de la Unidad Nacional

Leer más

Este Diario solicitó una entrevista a Vicente Taiano, nuevo gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, para conocer los estudios previos y los planes de remediación del tráfico que justifican ahora volver a la exclusividad de los carriles de metrovía, tras los intentos anteriores fallidos. Pero no hubo respuesta. A través de un correo electrónico también se solicitó conocer cuántos son los carriles por los que los vehículos ya no podrán circular y asimismo cuál es el plan que de forma inmediata lanzarán para mitigar los efectos de los congestionamientos. No obstante, la información tampoco llegó.

Esta semana, sin embargo, a través de un comunicado oficial, Taiano aseguró (sin profundizar en el tema) que la medida se da “con la finalidad de dar mayor fluidez al sistema de transportación”. Y es que, a su criterio, según lo anunciado, así se complementará el proceso de optimización del servicio de la metrovía que lidera la ATM desde este mes.

Excepción. Según un comunicado de la ATM, por características técnicas, solo se mantendrá como zona compartida un tramo de la troncal 2, en la avenida de las Américas.

Tráfico Avenida de Las Américas
Ruta. En ciertos tramos de la avenida de Las Américas los carriles serán aún compartidos.Álex Lima
Metrovìa

Solo 20 personas de pie, el reto de la metrovía en la pandemia

Leer más

La entidad considera que al recuperar la exclusividad de los carriles, los articulados podrán reducir sus frecuencias y aumentar la oferta de movilización para los pasajeros. Este sería un factor que, a decir de los consultados por EXPRESO, no se cumplirá, pues el problema de raíz en relación al servicio es que ahora apenas está operando el 30 % de la flota. Lo que explica por qué los usuarios hacen largas filas mientras esperan una unidad, como lo ha comprobado este Diario. Y no porque las unidades se queden atascadas en su recorrido.

Para el arquitecto y experto en movilidad Johnny Cóndor, que Guayaquil dé marcha atrás a una medida que, recuerda, entró en vigencia hace al menos dos años, ahogará por completo al Puerto Principal.

Que habrá más atascos es verdad. Sin embargo, con esta medida o no, el congestionamiento será igual porque falta planificación y sigue priorizándose al auto y no a otros transportes.

Francisco Mera Rendón,
​conductor y habitante de la Alborada

“El congestionamiento será muy fuerte porque son decenas de calles de la ciudad las que son estrechas y no fueron diseñadas para la metrovía. El hecho de compartir su carril con los vehículos particulares daba un respiro. Ahora el perjuicio será serio. Guayaquil no puede ahogarse más”, sentencia Cóndor, al hacer hincapié en que la medida generará caos de forma inmediata.

Si el carril de la metrovía vuelve a ser exclusivo, el tráfico colapsará y se verán obligados a revertir la decisión. Solo algunas paradas son compartidas y eso ha funcionado bien hasta ahora. ¿Cuál es el criterio para cambiar la postura? ¿Hay algún estudio de tráfico nuevo??

Sofìa Santa María, 
​usuaria de Twitter
EMERGENCIA SANITARIA(31645403)

Coronavirus: La Metrovía pide a los militares apoyo para mejorar el control

Leer más

Para él, todos esos tramos donde era permitido ‘invadir’ el carril, entre los que cita al de La Atarazana y el ubicado cerca del mercado Caraguay en la avenida Domingo Comín, se volverán intransitables. “Hoy, pese a que una parte de los guayaquileños permanece todavía en casa, ya hay tráfico. Definitivamente esta decisión no es la más oportuna. Por más que la analizo y le doy vueltas al tema, no encuentro un solo beneficio”, piensa.

Y no es el único. Para el conductor Daniel Soliz, quien a diario se moviliza desde Los Ceibos al centro, donde queda su trabajo, esta disposición, que de incumplirla será sancionada con el pago de un salario básico ($ 400), más que dolores de cabeza, afectará el bolsillo de los ciudadanos. “Cuando todos estemos atascados, incluso por costumbre o desesperación, invadiremos la ruta y vendrá la multa. Yo quisiera saber quién asesoró al gerente de la ATM. Es descabellada la idea”, se queja de Taiano, que no tiene en su historial profesional experiencia previa en asuntos de tránsito.

Lo que vivirá Guayaquil en los próximos días es solo caos. El tema vial de la urbe debe ser reestructurado con urgencia. No se trata de intentar solucionar una cosa y ahogar por completo otra.

Johnny Cóndor,
​urbanista y experto en movilidad
Escenario. Los usuarios están obligados a usar mascarillas en los buses.

Cuatro millones de dólares, la deuda que arrastran los transportistas de la metrovía

Leer más

El arquitecto y urbanista Brick Reyes comparte estas últimas ideas. Coincide con Cóndor en el hecho de que los embotellamientos se multiplicarán y en todos los rincones de la ciudad, y con Soliz en que la norma apunta a incrementar la incidencia de las multas.

“Es lo primero que se me viene a la mente. Y es que seamos claros: aun cuando toda la flota se encontraba operativa, había tramos donde los vehículos particulares no entorpecían los recorridos. Por lo tanto, lo dispuesto no soluciona nada. Si quieren mejorar el servicio para los usuarios del transporte masivo, las autoridades, sus directivos, deben ver la manera de incrementar sus unidades”. No hay más, advierte.