El irrespeto de dos buses traba la movilidad del barrio

  Guayaquil

El irrespeto de dos buses traba la movilidad del barrio

Los vecinos de las calles García Goyena y Esmeralda piden controles para evitar que la situación se repita. Denuncian que no es la primera vez que dos unidades se aparcan en mitad de la vía 

Imagen IMG_7718
En Esmeraldas y García Goyena, esta es la realidad que aqueja a los vecinos, según denuncian a EXPRESO.JUAN FAUSTOS

En las calles García Goyena y Esmeraldas, dos buses se estacionan por las noches. La comunidad, que hizo llegar este caso a la Redacción de EXPRESO, advierte que no es la primera vez que lo hacen. Situación que ha causado más de una molestia, por lo que exigen "de forma urgente" que los agentes de la ATM hagan controles para sancionarlos. 

Tráfico Guayaquil

“Somos el espejo vial de un caos que nadie resuelve hace 20 años”

Leer más

"Llegan y se van y dejan por un buen rato los vehículos en plena arteria. Nadie puede pasar. Esto se da en las noches, cuando ya todos están en casa. Sin embargo, así sea en la madrugada, no es lógico que actúen de esta forma. ¿Qué tipo de irrespeto es este? Me parece ya un descaro ver como el guayaquileño se burla de las normas de tránsito", precisa Nathalia Garcés, quien vive cerca del sector; y dice estar harta de tener que convivir con "tanto irresponsable".

Garcés denuncia que en el sector, pese a haber semáforos, poco se los respeta. Asimismo indica que las veredas, "aunque están agrietadas y no son lo suficiente anchas o amigables para el peatón", son utilizadas hasta por los motociclistas para movilizarse de forma más rápida. 

baches Pradera (7057619)

Guayaquil: el campo minado que no soporta La Pradera

Leer más

Este escenario, sin embargo, no es único en este sector. En Álamos Norte, como lo ha relatado EXPRESO, la calle principal (Destacamento Base Sur) se ha convertido en el punto fijo en el que las tricimotos circulan hasta en contravía y los vehículos, sin importar el tamaño, giran a la izquierdo aun cuando hay letreros enormes que prohíben la acción. 

La misma situación se da en La Pradera 3, donde hay otros problemas ligados a la movilidad que son generados por los tráileres que aparcan en la vía de ingreso principal, cerca de La Fabril. "Desde la intersección con la Domingo Comín hasta esta compañía, ves decenas de decenas de camiones que se apoderan de la ruta, sin dar chance a que las familias usen el espacio público que eles corresponde. Además hay huecos y falta señalética. Y la que hay, pues resulta invisible a los ojos de los que irrespetan todo", señaló Jesús Duarte, residente de esta etapa del vecindario. 

Carlos Andrade es taxista y advierte que lo que pasa en Esmeraldas y García Goyena no es nuevo. "Las unidades se estacionan a veces por media hora o menos, y a veces por mucho más. Pasa igual en otros sectores, la mayoría populares. Como la ATM no trabaja en la noche; pues la gente hace lo que le da la gana. Por eso hay tanta infracción, tanta violación a los derechos. Evidentemente todos los casos en los que se bloquean calles o veredas, en los que el peatón no tiene espacio para caminar, se viola su derecho a vivir bien, seguro y en libertad", sentenció.