Coronavirus: Crece el temor de la población ante la suspensión de un gel

  Guayaquil

Coronavirus: Crece el temor de la población ante la suspensión de un gel

La empresa emitió un comunicado desmintiendo que no cumple con los parámetros La población exige explicaciones Arcsa mantiene el silencio

coronavirus en Guayaquil operativo
Control. El pasado miércoles en un operativo, Arcsa retiró los productos para evitar su circulación.Cortesía

Que el producto Weir Alcogel, de la empresa Labfarmaweir en Ecuador haya sido suspendido, de forma temporal, por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) por no cumplir con el parámetro técnico de grado de alcohol, de acuerdo a la verificación realizada en laboratorio; tiene a decenas de ciudadanos preocupados y enojados.

peru-pobreza-coronavirus-cuarentena

Morir de hambre o por el coronavirus: la elección obligada que deben hacer 1.600 millones de personas en el mundo

Leer más

“Han puesto en riesgo la salud de cientos y hasta millones de ecuatorianos. Si sabían que una de las maneras para evitar la propagación del coronavirus era con alcohol y en determinadas cantidades, es una amenaza, una tentativa de asesinato lo que ha hecho esa empresa. No pueden jugar así con la gente. ¿Qué les pasa?”, cuestionó Javier Andrade, habitante de la ciudadela Los Ceibos, quien aseguró que ese producto es el que ha venido utilizando desde que empezó prácticamente la pandemia.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Ahora, piensa, no sabe si ha estado en riesgo o si es un paciente asintomático. “Esta situación de no haber estado del todo protegido, me tiene muy tenso”, reconoce a EXPRESO, al asegurar que apenas se hizo pública la suspensión empezó a llamar a médicos amigos para que le confirmen si podía, tanto él como su familia, haber adquirido el virus. “Que esté así es una locura, sí, una exageración. Pero en estos tiempos, todo es válido”, argumenta.

Como él existen otras decenas de usuarios que incluso están pensando en demandar a la empresa, de confirmarse el perjuicio. “Si el producto no era seguro y tenía, por ejemplo, más agua y glicerina o cualquier otro producto que el mismo alcohol, demandaré. No puede ser que en esta época, haya gente que quiera hacer tanto daño”, lamenta Sebastián Ortiz, también de la ciudad de Guayaquil.

Sin embargo y pese a que existe el pronunciamiento por parte de Arcsa y que fue replicado por el Ministerio de Salud, desde su cuenta oficial en Instragram la empresa Labfarmawair aseguró que la información emitida era errónea.

autos retenidos en Quito por incumplir la restricción de movilidad

Coronavirus: Conducir con la matrícula caducada no generará multas hasta que termine la emergencia

Leer más

“Contrario a lo que se menciona en redes, Alcogel Weir cumple con todas las especificaciones que debe tener un gel antibacterial. Presentamos nuestro certificado de análisis, donde se demuestra que el porcentaje de alcohol cumple con las especificaciones aprobadas en la notificación sanitaria”, precisa.

Existe una campaña para desacreditar nuestro producto, agrega. “Vamos a demostrar lo contrario realizando los análisis respectivos en laboratorios acreditados por el Servicio de Acreditación Ecuatoriana SAE para reconfirmar el porcentaje de alcohol en gel y evidenciar que nuestro producto es eficiente y de calidad”.

Al respecto, EXPRESO solicitó una entrevista y envió una serie de preguntas vía mail a la empresa, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

“Que lo aclaren y pronto. Si hubo confusión por parte de Arcsa todo cambia. Y allí la demanda deberá ser contra ellos. En todo caso, los afectados seguimos siendo los usuarios. Tanta confusión en torno a nuestra seguridad aumenta aún más la tensión”, agregó Clara Argüello, paciente recuperada de COVID.

Se espera que las autoridades puedan aclarar la situación en la brevedad, porque en la cuenta de Twitter del gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, se indica que en un trabajo coordinado con Arcsa la intendencia participó en el control, como se ven en las fotos publicadas en esta red.

Duart en el comentario en red social dice: “En un trabajo coordinado con Arcsa se retiró de las bodegas de un laboratorio de Guayaquil, frascos de alcohol gel para evitar su circulación y venta, dado que no contaban con las mínimas garantías para su uso. ¡Velamos por tu salud y seguridad!

No es la primera vez que se denuncia que se están vendiendo gel desinfectante y alcohol no apropiado, al inicio de abril la policía descubrió a una banda de falsificadores en Quito, de productos como geles antibacteriales y alcohol. María Fernanda León, presidenta de Procosmético, en esa ocasión indicó que la fabricación ilegal constituye un altísimo riesgo para la salud de la población, por lo tanto, pedía toda la atención de las autoridades, porque por esos días hasta se descubrió un cloro que no desinfecta, por estar pasado.

“Venden alcohol de 20 grados”

efecto-del-gel-antibacterial

Arcsa suspende venta de gel antiséptico que no cumple con grado de alcohol requerido

Leer más

“Están usando un alcohol que es de menor grado, se sabe que están vendiendo de 10 y 20 grados y eso no sirve para desinfectar. Las autoridades deben ser firmes, deben investigar y meter preso a quienes no cumplen con la calidad que se requiere o engañan al cliente”, dijo a Diario EXPRESO el doctor especializado en epidemias, Luis Triviño.

El experto agregó que lo correcto es usar un alcohol de 70 grados, hay que dejarlo dos minutos para que efectúe su función de desinfectar; “pero por ganar más dinero lo que están haciendo es ponerle más agua y por eso bajan los grados. El alcohol con menor grado no sirve para desinfectar como se requiere en estos momentos, por eso las autoridades deben investigar y castigar a los culpables. No se debe engañar al cliente final”.

El doctor recomendó que para más seguridad de la ciudadanía es lavarse las manos con agua y jabón. Y para desinfectar las compras y las fundas, además de rociarle alcohol, se debe lavar con un balde de agua, una tapa de cloro y poquito de detergente y eso hay que enjuagar. “Es una tarea ardua, pero se debe hacer”, dijo.