La ‘cicatriz’ en el verdor de Salitre

  Guayaquil

La ‘cicatriz’ en el verdor de Salitre

Un cerro de desechos a cielo abierto, de hace más de diez años, genera problemas. El área en cuestión está en un litigio legal. Piden la intervención urgente del Estado.

Salitre
Arcos metálicos y cañas bloquean el acceso vehicular a este botadero de desechos a cielo abierto.Miguel Canales / EXPRESO

Un puñado de gallinazos sobrevuela en una firme ‘montaña’ de desperdicios a cielo abierto en el sector El Delirio del recinto Roque, en el cantón Salitre, provincia del Guayas. Al tocar tierra rebuscan algo de comer, mientras que el viento sopla y hace volar fundas plásticas. Se trata del botadero de desechos sólidos generados en el cantón, de hace más de 10 años, y que se levanta en medio de plantaciones de maíz, arrozales, árboles, así como de una veintena de viviendas.

TRANSITO VEHICULAR VIA (8722845)

“El redondel no alivió el tráfico, solo provocó otro martirio”

Leer más

El acceso vehicular al punto está bloqueado por dos arcos metálicos y cañas, pero al momento de acercarse al ‘cerro’ de basura, hay que ajustarse la mascarilla y tener cuidado con toparse con el hedor que brota de diferentes rincones. Esto obedece a que desde hace algunas semanas los camiones recolectores de basura no ingresan al lugar, pues el terreno en cuestión, de 2 hectáreas, está en medio de asuntos legales.

Oswaldo Flores, uno de los propietarios, asegura que la problemática comenzó desde que el Municipio decidió expropiar el terreno, a inicios de este 2022, pues este se encontró bajo un contrato de arrendamiento por más de una década. “Hemos puesto abogados y a nosotros no nos afecta (la contaminación), pero cuando el viento sopla, perjudica a los que están colindantes”, reconoce Flores, quien ya “no quiere saber nada del botadero”.

Al respecto, EXPRESO se contactó con una fuente municipal, que pidió la reserva de su nombre, y argumentó que ningún Cabildo puede hacer inversión pública en terrenos privados, por lo que, acota, la anterior administración, de Francisco León Flores, debió expropiar el terreno y no se obtuvieron los permisos ambientales.

Ahora, puntualiza que la expropiación “no se puede tirar atrás” y que se debe continuar el manejo para hacer un cierre técnico. Él estima que demore 1 o 2 años y que todavía no se pueden tramitar los permisos ambientales mientras se haga un cierre. “Lo que se está haciendo es identificar, bajo un proceso de mancomunidad, con los otros Municipios que tienen el mismo problema, dónde hacer un botadero en una cota alta porque estamos en zona baja”, precisó la fuente, al recordar que de este tema ya tiene conocimiento el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, con Gustavo Manrique a la cabeza.

Salitre
Este es el botadero donde se despositaban los desechos desde hace más de diez años en el cantón guayasense.Miguel Canales / EXPRESO

Denunció, además, que ni la Policía Nacional o el Cuerpo de Bomberos pueden acceder al área, por el bloqueo, y esto lo ha calificado como una “paralización del servicio público”. Ante esto, es tajante al recalcar que la principal solución es que el Estado intervenga. “Que tome la decisión técnica política y no se lave las manos; permitieron y no sancionaron. Se ha presentado ya un plan de acción”, manifestó.

Mientras que uno de los moradores de la zona, Carlos Haro, detalla que uno de los acuerdos entre el conjunto de habitantes de este sector, es que no se permitirá el funcionamiento del vertedero. Alega temas de salubridad, pues recuerda que los gallinazos se apostaban hasta en los techos de las casas y también se vieron afectados los cultivos de esta zona. “La maquinaria pasaba todo el día y era (un ambiente) pestilente. Calculo que somos 30 habitantes y le he dicho al alcalde que si se ha expropiado ya no sea para cuestión de la basura”, se quejó el ciudadano.

La situaciónEl ‘cerro’ de basura se levanta sobre un terreno de 2 hectáreas, mide más de 8 metros de largo, y desde hace más de diez años es el sitio donde iban a parar los desechos que generaba el cantón.

Al respecto, este Diario solicitó un pronunciamiento del alcalde de la localidad, Julio Alfaro, pero hasta el cierre de este artículo no hubo una respuesta. No obstante, se accedió a un oficio (Nro. CIUDADANO-CIU-2022-28798), con fecha del 5 de julio anterior, en el que el funcionario le solicita al ministro Manrique que autorice la apertura de un “botadero emergente de manera temporal por 240 días, con opción a ser renovado dependiendo del escenario”.

En el documento, Alfaro reconoce que los moradores del sector y los antiguos dueños del terreno donde se depositan los desechos sólidos no permiten su ingreso, y que la cabecera cantonal y sus tres parroquias están llenos de basura.

salitre

El caos vial, en aumento entre las urbanizaciones

Leer más

“En la actualidad, el botadero de cielo abierto está en el proceso de cierre técnico, por estar en zona inundable y a tan solo 200 metros del río. Ante este escenario el primer paso fue expropiar el terreno en beneficio de los habitantes del cantón, lo que ha causado problemas con la comunidad por dicha expropiación”, se lee en el oficio.

Este caso, además, ha encendido las alarmas de la Junta Cívica Popular del cantón, un ente de veeduría fundado el 6 de agosto de 2021. Gastón Sánchez es el presidente del organismo y hace un llamado para que las autoridades ambientales actúen en este tema. “Denunciamos porque está perjudicando la salud de niños, adultos mayores y muchos están con problemas de la piel (...) También lo hemos denunciado al jefe político del cantón, pues esto responde a algo ecológico y no tiene permiso ambiental”, recalcó, al advertir que desechos están siendo trasladados a un sector aledaño al recinto Los Sauces, por lo que también aguarda por una intervención.

Ambiente espera un estudio técnico por parte del cabildo

El Ministerio de Ambiente sabe del caso y confirmó a EXPRESO que hizo una inspección técnica, el 4 de febrero de 2020, donde notificó al Municipio la presentación de un “plan emergente sin respuesta alguna hasta la fecha”. A su vez, continuó la entidad, realizó otra el 7 de julio de 2022, en la que volvió a solicitar dicha presentación, así como proceder con el cierre técnico del botadero. “La documentación, que fue presentada por el GADM de Salitre el 18 de agosto de 2022, se encuentra en revisión por parte del ministerio”, señaló Ambiente.

zanja cata

Conviviendo entre la fetidez de la zanja y los roedores en la vía a Salitre

Leer más

¿Pero se le dará apertura a un nuevo botadero de manera emergente? La cartera de Estado respondió que el Municipio remitió el plan de contingencia para la apertura del botadero emergente temporal por 240 días y subrayó que “el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica no autoriza la apertura de botaderos para la disposición final de desechos y/o residuos sólidos, ya que los mismos son sitios de disposición final sin preparación previa y sin parámetros técnicos o mediante técnicas muy rudimentarias y en el que no se ejerce un control adecuado, por lo que existe contaminación a los recursos, agua, aire y suelo”.

Agregó que el Cabildo deberá priorizar las acciones necesarias para la implementación de un estudio de gestión integral de residuos y/o desechos sólidos no peligrosos. “Deberá elaborar y presentar un estudio técnico, el cual contendrá un análisis de alternativas, que determinará el sitio idóneo para ubicar e implementar el nuevo relleno sanitario o celda emergente para disponer los desechos sólidos no peligrosos, así como todas las obras de ingeniería necesarias para el manejo adecuado...”.