Guayaquil

Guayaquil celebra el Miércoles de Ceniza con nuevos protocolos

La pandemia llevó a la iglesia a implementar una nueva modalidad para esta celebración: dejar caer la ceniza en la cabeza de los fieles 

miércoles de ceniza
Este Miércoles de Ceniza fue atípico y se manejó con la implementación de protocolos de bioseguridad.JUAN DANIEL PONCE

Los efectos de la COVID-19 se sienten hasta en las ceremonias religiosas, pero la fe se mantiene intacta. Hoy, 17 de febrero del 2021, la Iglesia católica celebra el Miércoles de Ceniza, que da inicio a la Cuaresma, y en Guayaquil los templos adaptaron nuevos protocolos para cumplir con la tradicional ceremonia.

PISCINAS POR FERIADO D(33041153)

El carnaval finaliza en Ecuador dejando los hospitales a tope

Leer más

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Guayaquil dio a conocer las nuevas directrices para el desarrollo de la actividad en la que hubo se evidenció una participación numerosa de católicos.

En los templos, los sacerdotes iniciaron la misa con la oración de bendición de la ceniza. Posteriormente se esparció agua bendita sobre esta y se pronunció por única vez: “Conviértanse y crean en el Evangelio” o “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”. Los feligreses, en silencio, recibieron la ceniza, que en esta ocasión, cayó sobre sus cabezas.

Por ejemplo, en la Catedral, en el centro de la ciudad, unas 300 personas, el aforo del templo, participaron en la ceremonia de las 10:00 de hoy. Allí se formaron tres hileras para que los feligreses reciban la ceniza.

"Antes de ir a mi trabajo aproveché para recibir la ceniza. La fe se mantiene y por evitar el contacto me pareció una buena idea que caiga sobre la cabeza, la ostia también debe darse en la mano como anteriormente", opinó Cecilia Andrade, residente de la ciudadela Las Orquídeas.