Guayaquil

Guayaquil: Una banda utilizó a niña para despistar y robar en locales

Vídeos captaron a la pequeña sustrayéndose dinero y aparatos tecnológicos. Los sospechosos serían de una misma familia, del sur de la ciudad

606b814bbeb2c
La pequeña, acompañada de dos mujeres, entra a un minimarket y se llevan un iPad.Captura de pantalla.

La Policía los tiene en la mira. Además de una mujer y una niña -a las que se observa en vídeos robando en locales comerciales-, otras seis personas de una misma familia, serían los integrantes de una presunta banda delictiva a la que la ley le sigue los pasos.

El mayor Galo Andrade, jefe encargado de la Policía Judicial (PJ) Zona 8, explicó que se realizan cotejamientos físicos para verificar que son las mismas personas que aparecen en las grabaciones y así poder proceder a su captura.

“La investigación comenzó por la denuncia que los afectados presentaron en la Fiscalía. Son las mismas personas de los vídeos. Las tenemos identificadas y es terrible que se utilice a una niña. En este caso, también deberá intervenir la Dinapen por tratarse de una menor de edad”, explicó el jefe policial.

El detalleEl artículo 196 del COIP establece una pena
privativa de libertad de
seis meses a dos años por delito de hurto.

En la primera grabación, con fecha julio de 2020, se observa a la pequeña merodear un local de venta de celulares en el sector de la Bahía. La empleada del comercio se percata que la niña, quien estaba acompañada de una mujer, intenta tomar un teléfono y le pide que se retire

La Atarazana

Guayaquil: Dos barrios agobiados por la misma pandemia

Leer más

Ocho meses después, el pasado 30 de marzo, la misma niña volvió a ser captada en otros tres vídeos de seguridad. Ella ingresa de la mano de una mujer a un local de venta de puertas de madera, en la avenida Quito, entre Clemente Ballén y Aguirre (centro), detrás de ella entran un hombre y otras tres mujeres, quienes distraen a los vendedores, situación que es aprovechada por la menor de edad para tomar un celular que estaba en una repisa.

Alexandra Morales, dueña del teléfono sustraído, comentó que una joven que también entró al local empujó a la niña y le indicó donde estaba el celular que debía tomar.

Seis minutos después de este hurto, la misma menor de edad aparece en otra grabación tomando un iPad de un minimarket ubicado en las calles Aguirre, entre Pedro Moncayo y Quito. La pequeña entra acompañada de dos mujeres.

dd
Héctor Salazar Herrera muestra el sillón donde tenía cargando su iPad, valorado en 1.800 dólares.Christian Vasconez / Expreso

Héctor Salazar, propietario del negocio y del aparato sustraído, indicó que había dejado cargando su iPad en la parte posterior del establecimiento y que la niña entra, toma el artículo y lo guarda en un bolso.

“En los vídeos se observa como si la niña supiera lo que debe hacer, ella entra con dos mujeres, luego ingresan tres personas más, entre esas la mamá de la niña. Ya están identificados, viven en el Guasmo sur de Guayaquil”, explicó Salazar.

El mismo día la pequeña fue captada llevándose dinero de la caja de un local de bisutería del centro porteño. En la grabación la menor de edad, además de la plata, se lleva un celular. Junto a ella estaban tres mujeres, las mismas que habrían participado en los otros robos.

ee
Alexandra Morales, dueña del teléfono sustraído, comentó que su teléfono estaba en la repisa.Christian Vasconez / Expreso

  • No hay sanción para los menores

Que un menor de edad sea utilizado para cometer actos ilícitos, como robar, no entorpece una investigación, aseguraron los dos fiscales consultados por este Diario, Víctor González y David Nelson.

El primero de los funcionarios explicó que en este caso el delito recae sobre el adulto y que, incluso, por utilizar a un menor de edad se incrementa la pena impuesta por el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

“Los menores de edad son inimputables, lo que se hace es agravar la pena a los mayores de edad por utilizar a niños. La condena aumenta por los agravantes, ya que en este caso utilizaron a una niña”, dijo González.