La ATM atiende el clamor de los vecinos de Urdesa, hartos del ruidos de los carros

  Guayaquil

La ATM atiende el clamor de los vecinos  de Urdesa, hartos del ruidos de los carros

Se hace una campaña y emiten sanciones por usar el pito sin necesidad

campaña ruido
Campaña. Los carros que piten, sin necesidad, serán sancionados.Cortesía

Los habitantes de Urdesa reiteradamente se han quejado por la contaminación sonora que hay en la avenida Víctor Emilio Estrada. Tal como lo ha publicado Diario EXPRESO en ese sector a las 13:00 los decibelios (dB) son 79,5, según el Mapa de Niveles de Ruido en la Gran Guayaquil, de la Espol. Lo ideal según la Organización Mundial de la Salud es por debajo de 53 dB.

lavacarros

Guayaquil: Los lavacarros invaden las aceras y nadie los controla

Leer más

Entonces atendiendo el pedido de los habitantes, la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) inició una campaña contra el ruido con mimos, carteles y trajes llamativos.

Los carteles entre otras frases dicen: “Si no te callas, una multa lo hará”. Y es que la ATM va a seguir sancionando a quienes sin razón válida piten. De enero a agosto se han registrado 3.170 sanciones por usar el pito del carro sin estar en una emergencia o para prevenir accidentes. La multa según la ordenanza municipal es de 1 a 5 salarios básicos ($ 400 a $ 2.000) y en reincidencia es de 5 a 10 salarios ($ 2.000 a $ 4.000). Y según el Código Orgánico Integral Penal el conductor pierde 1,5 puntos en la licencia.

La presidenta del directorio de la ATM, María Apolo, dijo que la campaña se está haciendo donde el tráfico y las bocinas forman un ambiente caótico, por lo que también se está haciendo en la ciudadela Kennedy.

Caos vehiculart

Guayaquil: El ruido y los atascos hacen invivibles a cinco ciudadelas

Leer más

En efecto el problema del ruido por el uso innecesario del pito del carro afecta a más sectores de Guayaquil, en incluso en un artículo anterior de Diario EXPRESO la Fundación Médica Contra el Ruido, Ambientes Contaminantes Adicciones y Tabaquismo dijo que el problema de la contaminación sonora ocurre hasta en los exteriores de los hospitales y de centros de educación y por eso plantean más controles alrededor de estas entidades.