Selección ecuatoriana: Explosivo final y festejo tricolor

  Deportes

Selección ecuatoriana: Explosivo final y festejo tricolor

La fiesta de la selección ecuatoriana tuvo un final deseado, con los hinchas celebrando el añorado gol del empate frente a la selección argentina y el festejo en el campo por el boleto alcanzado al Mundial de Qatar

Enner-Valencia-delantero-Ecuador
Los jugadores de la selección ecuatoriana celebran el tanto de Enner Valencia, que significó el empate ante Argentina.EFE

El hincha ecuatoriano vivió una verdadera fiesta en el choque entre Ecuador y Argentina (1-1). EXPRESO no se quedó fuera de esta celebración y vivió un minuto a minuto especial en la General Norte acompañando a los fanáticos desde el problemático y desorganizado ingreso a la explanada del estadio Monumental hasta los emocionantes 90 minutos de exhibición futbolística que regalaron.

Jeremy-Sarmiento-selección-Ecuador

Motivación afectiva para los jugadores de la selección ecuatoriana

Leer más

Una vez dentro de la explanada del estadio de Barcelona, la situación era totalmente diferente. Se destacó el orden con una fila organizada por la policía y dos controles en el que revisaban maletas y no permitían el ingreso de cinturones o botellas. A pesar de que no pidieron carné de vacunación o cédula.

Una vez dentro de la platea, y superado el periplo de la entrada, aprovecharon para refrescarse con una cerveza, agua y alimentarse previo al duelo. Unos hasta jugaban cartas en la espera. Megafiesta. Había gente de todos los rincones del país: el Puyo, Azuay, Pichincha, Esmeraldas, Manabí. Todas las regiones unidas por un mismo sentimiento: Ecuador.

Si bien hubo una gran previa cuando dieron la alineación de la Tricolor, el estadio alcanzó la algarabía cuando se nombró a Lionel Messi, el invitado de lujo que estaba en el gramado tricolor.

Selección-ecuatoriana-Ecuador-Argentina
Los aficionados tuvieron su premio con el gol del empate ante Argentina.EFE

Cuando ambas selecciones salieron a calentar, el ambiente se intensificó con el cántico de “¡Vamos ecuatorianos esta noche tenemos que ganar!”. Le mostraban cariño a Messi, pero más grande eran las ganas de que la victoria sea de la Tri.

Maradona-Argentina-Ecuador-Capurro

Ecuador ya derrotó en Guayaquil a Argentina con un mitológico 10 en cancha

Leer más

A la hora de himno nacional, se vivió un momento fascinante. Los miles de personas en el Monumental se levantaron y lo cantaron. Emocionante. Los jugadores se contagiaron, estaban en casa y su público se lo hizo notar.

Pero la pelota tenía que rodar y el show, por el que tanto se esperó, comenzaba. La primera acción de peligro de la Tri llegó tras un cabezazo de Romario Ibarra y la gente, que se ponía de pie para el tiro libre, reproducía el clásico : ¡Uh! Prolongado, mientras se emocionaban por la jugada.

Esto se repitió algunas veces más porque Ecuador era más profundo y más peligroso con la pelota. Pero faltaba el gol.

Lastimosamente Argentina abrió el marcador, pero cuando se reanudó el juego, el público lo aplaudía y lo respaldaba, había mucho por jugar. Pero en la grada aparecía “al menos clávale los pupos”. La gente respondía con una carcajada.

Cada ocasión terminaba con un suspiro. Ecuador no lograba concretar el gol y el tiempo pasaba. Hubo aplausos al final del primer tiempo y un “sí se puede” cuando los tricolores iban al camerino.

En el arranque del segundo tiempo, Hernán Galíndez se acercaba al arco de la General Norte y la hinchada lo recibía entre aplausos. El portero de la Tri se tocaba el escudo y agradecía los elogios.

WhatsApp Image 2022-03-29 at 6.31.41 PM

La falta de organización empañó el encuentro entre Ecuador y Argentina

Leer más

El juego tenía a Ecuador con mayor posesión, pero costaba ganar profundidad. Salvo alguna gambeta de Gonzalo Plata o de Ángel Mena, romper líneas era complejo. Sumado a eso, el partido se detuvo por una riña que no pasó a mayores. Pero quitó ritmo.

Llegaba el tramo final y en un tiro libre peligroso de Messi, un hincha grita: “Messi, no lo hagas, y mañana te invito un encebollado”. Pero la Tri no iba a dejar a su gente con hambre de gol. El drama aterrizó en el Monumental cuando el juez es llamado por el VAR por posible penal. Eran minutos de agonía y la decisión se iba a celebrar como un gol. Se revisó el VAR y se cobraba penal.

Enner Valencia era el ejecutante y el escenario iba a estallar. Va a la pena máxima, falla, pero el destino no iba a dejar a todos los ecuatorianos cerrar esta eliminatoria con una derrota. El rebote iba a quedarle servido y el 1-1 se consumó. La fiesta fue completa y Messi no fue el actor principal, fue la Tri, que festejó al final con Gustavo Alfaro levantado en hombros por los jugadores.