Deportes

Richard Carapaz: “Todo cambió, es otro mundo”

El ciclista está triste por los efectos de la pandemia en el país. Entrena en casa y piensa en la pospuesta defensa del título del Giro de Italia

Richard Carapaz - ciclista
Richard Carapaz regresó al país debido a que competencias europeas en las que tenía previsto participar fueron suspendidas por el coronavirus. KARINA DEFAS / EXPRESO

Richard Carapaz tiene claro que en este momento las actividades deportivas quedaron a un lado y que lo más importante es la salud. Tras cambiar su calendario de competencias debido a los aplazamientos de la Strade Bianche y el Tirreno-Adriático por el coronavirus, Richie decidió dejar Europa y regresar al país a inicios de marzo.

Hasta mediados del mes pasado pudo seguir entrenando en carretera y actualmente se ejercita en casa. En su mente están presentes las fuertes imágenes y testimonios de los efectos de la pandemia en el país.

Ángela Tenorio - velocista

Tokio 2021: Con más tiempo de preparación para el sueño olímpico

Leer más

Tengo el corazón roto por lo que está sucediendo en mi país y en el mundo debido a la pandemia. Es un dolor muy grande”, comentó Carapaz desde su casa, en El Carmelo (Carchi), a la Gazetta dello Sport.

La Locomotora carchense detalló que “hemos visto esas imágenes desgarradoras, me hicieron mucho daño. La zona que más sufre es la de Guayaquil, cerca del mar. Desde donde vivo estoy a unos 700 kilómetros, es una ciudad clave para la economía y el comercio”.

Contó que en su localidad natal existen pocos afectados por el COVID-19 y que está en contacto con sus padres, quienes se encuentran bien al igual que su esposa e hijos.

“No estábamos listos para enfrentar lo que sucedió. Creo que en otros lugares del mundo ha sido igual porque este es un enemigo nuevo y desconocido. Ahora lo importante es que todos hagamos nuestra parte para detener la propagación, respetando las reglas”, analizó el campeón del Giro de Italia.

Agregó que mantiene una mentalidad positiva y que tiene fe en que todo volverá a la normalidad gradualmente.

Mientras tanto, su rutina en el hogar es mantenerse activo con la bicicleta sobre el rodillo y efectuar ejercicios para no perder el estado físico. Dejó claro que “no es fácil porque ahora no hay una perspectiva concreta de cuándo y cómo volver a correr. De hecho, es complicado solo imaginarlo. Y ciertamente no es lo más importante, porque lo primero es la salud”.

También busca la manera de apoyar en estos momentos difíciles a los más necesitados y está pendiente de los deportistas que forman parte de su Centro de Alto Rendimiento.

Cuando se le consultó sobre cómo vivió la postergación del Giro, señaló que “pienso en ello” y enfatizó que “tenía muchas ganas de involucrarme y defender el título. Ahí es cuando reflexiono sobre cómo todo ha cambiado de un año a otro. En 2019, a principios de abril, estaba preparando el Giro de Italia, esta vez había planeado competir en el Tour de los Alpes este mes. Pero ahora ni siquiera sabemos cuándo volveremos al grupo. Es otro mundo”.