Deportes

Paul sobrevive ante Mayweather en un combate de entretenimiento puro

Floyd nunca se decidió a atacarlo. El youtuber festejó haber sobrevivido a ocho asaltos en un combate que para muchos fue un simple circo

floyd-mayweather-logan-paul-weigh-in-faceoff-ap
En un show de principio a fin, Paul resistió ocho asaltos ante Mayweather.Jim Rassol

Para algunos un show mediático, para otros una vergüenza para el boxeo. Floyd Mayweather Jr., uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos se subió al cuadrilátero ante el famoso youtuber Logan Paul. Al final de ocho asaltos, la pelea quedó sin decisión ya que ninguno terminó noqueado.

Floyd Mayweather Logan Paul

Mayweather, cuestionado regreso

Leer más

'Money' Mayweather, con un récord perfecto de 50-0, salió a estudiar el combate, esperando a su rival. Mientras que Paul, más activo, empezó a proponer con golpes que no surtieron efecto.

Una vez que el veterano de 44 años se decidió a atacar, la pelea empezó a tomar un rumbo bastante marcado. Sin embargo, lo dejó de pie a Paul. A partir del quinto asalto, Logan denotaba cansancio absoluto y estaba condenado a la derrota en el mejor de los casos, porque el nocaut ya rondaba la mandíbula de la estrella de internet.

Sin mucho más por hacer para el retador en una velada de entretenimiento puro, y con un Mayweather que no consiguió noquear al final de ocho asaltos, la pelea terminó sin un ganador oficial debido a que no existían jueces.

"Yo vine a divertirme, me sorprendió mi rival. Les agradezco a quienes compraron el PPV, No tenía mucha experiencia Paul, pero sabía que sería difícil", dijo Mayweather al final del combate.

El espectáculo que protagonizaron levantó una gran polémica entre los puristas del deporte, que rechazan la idea y califican este tipo de eventos como la muerte del boxeo.

Su argumento es que consideran que con este tipo de eventos sólo daña la imagen de ese deporte, y que sólo cumplen las expectativas de ambos participantes de obtener grandes bolsas económicas, sin ningún tipo de aportación deportiva, además de engañar a los aficionados.