Deportes

Un paso más hacia el regreso del fútbol

Con la aprobación del protocolo de seguridad de la LigaPro, queda abierta la posibilidad de amistosos entre equipos de la misma ciudad

Barcelona-futbol
El partido entre Barcelona y Guayaquil City dejó satisfecho a las autoridades.Archivo

Es una cuestión de formalidad, pero el fondo del cambio de la denominación marca un importante avance en el camino de regreso a la práctica oficial del rey de los deportes en Ecuador.

Jaime-Estrada-Francisco-Egas-FEF-LigaPro

Jaime Estrada denuncia intento de golpe a la LigaPro

Leer más

Luis Idrovo, director de escenarios y seguridad de la LigaPro, le explicó a EXPRESO que desde el momento en que el Comité de Operaciones de Emergencia nacional (COE) aprobó los protocolos de seguridad de la entidad en la que él trabaja, los partidos “simulacro” pasaron a llamarse “amistosos”, siempre rigiéndose bajo estrictas medidas de seguridad que ayuden a reducir el riesgo de contagios, en medio de la pandemia de la COVID-19.

“Para el 5 de agosto se planifica el partido Liga de Quito vs. Independiente del Valle y no sé si a esta altura habrá llegado el comunicado sobre otro amistoso que hay en Guayaquil (Emelec vs. Guayaquil City, en el estadio Capwell). Los requisitos para jugar es que los clubes se sujeten a respetar el protocolo aprobado y que sean de la misma localidad, para evitar los riesgos de los traslados largos”, le explicó Idrovo a EXPRESO.

Al partido entre Barcelona y Guayaquil City se lo llamó simulacro, porque en aquel tiempo no estaban aprobados los protocolos de la LigaPro. Cuando recibimos el visto bueno, tenemos la libertad de organizar amistosos, con las medidas de seguridad.

Luis Idrovo, seguridad y escenarios LigaPro.

Bajo la nueva realidad del fútbol ecuatoriano, en cada partido solo se acepta el ingreso de 224 personas, entre los planteles de ambos equipos, cuerpo médico, cuerpo técnico, pasabolas, policías, árbitros, periodistas y otras personas que son consideradas vitales para el cumplimiento de la jornada.

Carlos Franco, gerente de Coordinación de Guayaquil City, le detalló a este Diario las medidas que adoptó su equipo para el juego con Barcelona, y que se repetirán en el enfrentamiento ante el tricampeón.

“La diferencia con un partido de antes es el envío a la LigaPro de un listado de las personas que van al escenario. Un día antes se toman las pruebas médicas de rigor, coordinando todo con los doctores de LigaPro y del rival de turno. Se aplican las medidas de bioseguridad necesarias, desinfectando el autobús en el que se traslada el grupo, cuando los futbolistas llegan al estadio se los recibe con una bomba de desinfección, se les toma la temperatura, tienen sus uniformes limpios, se desinfectan los implementos de trabajo (balones, conos, elásticos, platos, etc.), en fin, todo lo que señala el protocolo”, indica Franco.

El juego con el Bombillo está programado para las 08:30 de hoy, en el estadio Capwell.

Lo que hacemos en un partido amistoso es lo mismo que se realiza en los entrenamientos. Los jugadores están acostumbrados a esta nueva realidad y lo seguiremos cumpliendo, para demostrarle a las autoridades que el fútbol está listo para volver.

Carlos Franco, coordinación de Guayaquil City.

LA NUEVA NORMALIDAD

Otras variantes que se dan tienen que ver con aspectos de alimentación y limpieza.

Antes los futbolistas se reunían a comer frutas u otro tipo de alimentos de forma masiva. Hoy reciben sus provisiones en fundas individuales y guantes, turnándose para ingresar al comedor, debiendo mantener la distancia social.

En camerinos también se aplica este sistema. Al lugar solo ingresan dos o tres deportistas por turno.

Los dirigentes, jugadores que no son incluidos entre titulares y suplentes, además de algunos invitados van a las graderías, a tres o cuatro metros cuadrados el uno del otro.

“Es como estar solo dentro del estadio, pero todo sea por cumplir las normas y que el fútbol regrese de manera oficial al país lo más rápido posible”, acota Franco, quien resalta la labor que el departamento de marketing realizó para ayudar a cubrir la carga adicional que al presupuesto del club le significa la aplicación de todas estas medidas.

“En plena pandemia se consiguió el auspicio de una empresa, por un valor aproximado a los 60.000 dólares hasta julio de 2021. Esto incluye la desinfección, dos días a la semana, de todas las áreas que contempla el estadio, la entrega de gel, alcohol, etc.”.

David Constante, representante de LigaPro, dijo que por el momento hay seis juegos amistosos aprobados y que ese número podría aumentar, ya que se están analizando más solicitudes.

Santiago Escobar, entrenador de la Universidad Católica, resaltó la importancia de los juegos de preparación “para ajustar detalles. Además del partido contra Independiente, junto a la directiva estamos buscando un amistoso más”.

Por su parte, Pablo Repetto, estratega de Liga de Quito, señaló que “poder realizar tres partidos amistosos nos permitirá tener una mejor forma física y futbolística para comenzar el torneo”.

Todos los actores del mundo fútbol están arrimando el hombro, para retomar lo más pronto posible una actividad que para el hincha sirve como bálsamo en medio la crisis. MGD-RVF