El Nacional afronta una dura misión

  Deportes

El Nacional afronta una dura misión

El único bitricampeón lucha por volver a la Primera A, en medio de la peor crisis institucional de los últimos años. Lo intentará usando sus canteras

El-nacional-futbol
Plantel. Pocos jugadores de la plantilla del año anterior quedan en El Nacional. Entre ellos se destaca el volante Ronald de Jesús (d).Angelo chamba

El Nacional fue sinónimo de problemas el año anterior, tanto que tuvo su cierre con el descenso a la Serie B. Esta temporada el panorama no ha cambiado. A una semana del inicio del camino en busca del ascenso, los puros criollos solo reciben malas noticias.

universidad-catolica-futbol

Facundo Martínez: "Podemos revertir esto"

Leer más

La primera fue el castigo de la LigaPro, por no cumplir con el control financiero, que le impide contratar jugadores. Solo puede contar con futbolistas que formaron parte del club el 2020, sea de su formación principal, reserva o juveniles.

Se sumó la suspensión que tienen en la Federación Ecuatoriana de Fútbol por una deuda de 286.457,45 dólares a varios acreedores, entre los que se encuentran el técnico Eduardo Favaro y la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA). Son inconvenientes que la temporada pasada ya le significó perder puntos, que a la par le pasaron factura con el descenso.

Con este panorama, exjugadores del histórico Bitri señalaron que ven complicado un rápido retorno a la categoría principal.

Fernando Baldeón, quien fue delantero y entrenador de los puros criollos, afirmó que “es preocupante y penoso lo que está viviendo el club. No recuerdo alguna otra ocasión en la que no pudo inscribir jugadores. Las últimas directivas han realizado una mala gestión que tienen a un equipo tan glorioso como El Nacional en esta difícil situación”.

La Fiera confesó que no hay motivos para aspirar al ascenso al tener la limitación de no poder contar con refuerzos “en un torneo que es muy complicado como la Serie B, donde se necesita más fuerza que técnica”.

En este punto concuerda Fabián Paz y Miño, goleador histórico del Nacho.

“Al no poder armar bien el equipo no se puede competir en igualdad de condiciones. Es preocupante porque así se vuelve complejo luchar por ascender a fin de año”, manifestó el Flaco.

EL PROBLEMA

Las dos glorias de El Nacional apuntan que es necesario un cambio de directivos para que estos malos tiempos pasen rápido y que los puros criollos renazcan como lo hicieron en 1979, cuando descendieron, y tras un rápido retorno sumaron tres estrellas de forma consecutiva.

Tanto Baldeón como Paz y Miño vivieron una de las épocas más gloriosas de los militares, cuando formaban parte del equipo más fuerte del país, la base de la selección ecuatoriana, un permanente representante en competencias internacionales, algo que ahora se ve muy distante.