Mundial Qatar 2022: Filtros, controles y celo en la seguridad

  Deportes

Mundial Qatar 2022: Filtros, controles y celo en la seguridad

Las normas para ingresar a los estadios son exhaustivas durante la Copa del Mundo, aunque esto genera opiniones divididas entre los hinchas

Mundial-Qatar-Ecuador-2022
Los aficionados tienen que seguir al pie de la letra los requerimientos de los policías para poder ingresar a los escenarios deportivos con la finalidad de observar los encuentros de la Copa del Mundo.Andrés Illingworth

Dentro de los ocho escenarios deportivos donde se desarrolla la Copa Mundial de la FIFA, los parámetros de seguridad son exhaustivos para proteger a locales y turistas.

australia tunez

Australia no se resigna y pide paso ante Túnez

Leer más

La Hayya Card es una identificación obligatoria que solicitan los qataríes a los extranjeros para ingresar al país. Durante las fechas del Mundial este documento es casi tan importante como el pasaporte.

En todos los lugares, la seguridad solicita la Hayya para permitir el acceso. El hincha puede tener las entradas, los correos o cualquier documento, pero si falta la Hayya Card no podrá ingresar a determinados sectores.

Dentro de Doha, capital qatarí donde se desarrolla gran parte de la Copa del Mundo, es muy común ver a varios agentes policiales, en mayor proporción en los exteriores y dentro de la estación de metro, donde se movilizan prácticamente todos los visitantes.

Esto a la mayoría de visitantes les genera una sensación de tranquilidad y protección. “Es bueno. Te sientes seguro en la ciudad, hay muchos policías mirándote y atentos a lo que puedas hacer”, comenta Rodrigo Rodrigues, fanático brasileño que llegó a Qatar para apoyar a su selección.

La seguridad aumenta en el ingreso a los sectores aledaños a los estadios. Existen cuatro filtros. Los operativos inician desde que el turista llega en bus o metro. Allí se observa policías en todo el sector. Los gendarmes lucen uniforme negro con rayas azules y rojas.

El primer filtro sirve para verificar que los hinchas tengan su boleto y la Hayya. Luego de hacer una larga fila se debe mostrar los mismos papeles a otros oficiales en un segundo control. Posteriormente, igual que se hace en los aeropuertos, se debe colocar todos los objetos que ingresan contigo al escenario deportivo. Por ejemplo, los aparatos electrónicos, billetera o gorras.

A cada persona un policía le realiza un chequeo tras pasar ese tercer control. Es obligación abrir la maleta o bolso por si lleva algún elemento que sea prohibido. Entre esos se enlistan: trípode, micrófonos, comida, agua y otros más. No obstante, afuera del estadio existe un lugar para que hinchas dejen sus objetos no permitidos dentro de los escenarios deportivos.

Tras superar esta inspección, se viene la cuarta en la puerta de ingreso al estadio. La Hayya Card vuelve a ser indispensable y el boleto, que finalmente es escaneado en el código QPR que otorga la entrada de la FIFA. En todo este tramo, policías y voluntarios guían el camino de los aficionados, aproximadamente cada medio kilómetro.

Y aunque su intención es precautelar la seguridad, en algunos turistas ha generado malestar. “Molestan por todo, a cada rato me piden esa Hayya Card. Son insoportables”, dice incómodo Bruno Muzzio, argentino que no está de acuerdo con todo el proceso de seguridad.

Robert Lewandowski

Lewandowski y Szczesny bajan de la nube a una notable Arabia

Leer más

Para muchos sonará bastante curioso que soliciten tanto la Hayya Card. Puesto que si te encuentras dentro de Qatar se asume que tienes aprobado ese documento. Sin embargo, existe un pequeño detalle. A cada aficionado le han aprobado la Hayya, pero esta tiene una fecha de vencimiento. Es por eso que chequean constantemente para verificar que siga activa dentro de suelo qatarí.

Además, dentro del país, está prohibido tomarle fotos a los policías. Si uno de los uniformados observa que alguna persona le hace una gráfica, acude hasta el individuo para que de inmediato borre las fotografías captadas, incluso revisan el teléfono hasta que hayan sido eliminadas completamente. Son bastante estrictos en ese aspecto, buscan que sus controles no sean mostrados hacia el mundo.