Deportes

Jungbluth, por seguir haciendo historia

El esquiador ecuatoriano subió por primera vez a podios internacionales que lo acercan a su segunda clasificación a unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Klaus Jungbluth
Suceso. En 2018 Klaus fue el primer ecuatoriano en competir en unos Juegos de Invierno.Archivo

Klaus Jungbluth ya no solo es el primer ecuatoriano en participar en unos Juegos Olímpicos de Invierno, sino también el primero en subirse al podio de una competencia internacional de esquí representando al país.

El guayaquileño, de 41 años, recientemente cosechó medallas de oro y bronce en dos eventos en Líbano e Islandia, como parte de su preparación en busca de su segunda clasificación olímpica a los Juegos de Invierno Beijing 2022.

“Después de Pieonchang 2018 pensé que podía mejorar aún más mi rendimiento y, siendo el único representante de Ecuador en este deporte, decidí seguir entrenando para tratar de conseguir una segunda clasificación a los Juegos de Invierno”, contó Klaus desde una habitación de hotel en Australia, donde cumple una cuarentena de 14 días, siguiendo los protocolos de bioseguridad para ingresar al país oceánico, donde radica por sus estudios.

Jungbluth asegura sentirse con más experiencia que antes, algo que le ha ayudado a ganar confianza y a tener un mejor desempeño en competencias sobre nieve. “En este periodo olímpico, a diferencia del anterior, tengo un entrenador que está empezado desde el inicio del ciclo. Eso me ha ayudado a tener un plan de entrenamiento más estructurado; algo que siento que me ha permitido mejorar en la parte técnica y física… Incluso los últimos resultados indican que mi preparación ha sido mucho mejor”, apuntó.

Para Beijing 2022, el sistema de clasificación olímpica de esquí cambió respecto al ciclo anterior. Mientras antes solo bastaba con tener los mejores puntajes en cinco carreras específicas, ahora es necesario abrir el cupo para el país en los campeonatos o carreras que determine la Federación Internacional de Esquí (FIS). “Una vez que uno le abre el cupo al país, ya se aplica la regla anterior de tener cinco resultados positivos en carreras específicas y así se clasifica”, explicó.

El objetivo es mejorar el nivel competitivo. Así, mientras en una nación un atleta abre el cupo, deberá disputarlo con sus coterráneos para que solo el mejor llegue a la instancia olímpica. “En mi caso, como yo soy solo, yo tengo que abrir el cupo y yo mismo hacer todo para clasificar”.

Klaus Jungbluth
Internacional. Jungbluth (c) lideró hace menos de 15 días el Abierto de Líbano.Archivo

Por ello, desde 2019 Klaus empezó a acumular puntos participando en el Campeonato Mundial en Austria y en otras competencias europeas. Entre enero y febrero de 2020 intervino en carreras de Europa y Estados Unidos, hasta que se cancelaron los eventos por la pandemia. En diciembre del año anterior se preparó en el Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento de Esquí de Fondo en Finlandia, por un mes. Y al siguiente entrenó en Italia. En febrero compitió en el Campeonato Mundial de Esquí Nórdico Oberstdorf 2021, en Alemania.

Aunque no estaba en sus planes participar en otros torneos, su visa de estudiante le dificultó el retorno a Australia, por lo que tuvo que obtener una documentación extra estando fuera. Mientras completaba el proceso, decidió aprovechar el tiempo y participar en otros torneos. Fue así como llegó al Campeonato Nacional de Islandia, donde alcanzó el tercer lugar en esquí de fondo; y al Abierto Internacional de Líbano, ubicándose primero y tercero en el podio de dos pruebas de sprint 1,2 km.

“Estos resultados me ayudan mucho para seguir avanzando en el camino de la clasificación. En estos momentos terminó mi temporada, ya estoy de regreso a Australia y aquí empezaré mi nueva preparación para lo que se viene. Si hay competencias en Australia, serán en julio y agosto, y luego debo pensar ya en partir hacia Europa a fines de noviembre o diciembre. De ya tener la clasificación, solamente quedaría prepararme, o si no hacer alguna última carrera para sellar el boleto”.

Actualmente Klaus contabiliza tres resultados positivos, tanto en larga distancia como en sprint, lo que le da muy buenas sensaciones para clasificar en las dos modalidades. El ecuatoriano es un claro candidato para pelear por uno de los 144 cupos que tiene en disputa la FIS.

EL DETALLE

Jungbluth es fisiólogo deportivo, tiene 41 años y en los Juegos de Invierno 2018 compitió en los 15 km estilo libre.