Deportes

Joselito Moreno, el hijo del ‘Tayta’ Chimborazo

Nace un nuevo desafío alrededor del volcán. El atleta riobambeño hizo más de 9 horas en medio de 4 grados de temperatura, a más de 3.500 m de altura

Joselito Moreno volcán Chimborazo
Joselito Moreno recorrió los 39 kilómetros de la prueba alrededor del volcán Chimborazo a lo largo de un terreno escarpado y muy irregularPatricia Oleas / Expreso

Nueve horas, cuarenta y cinco minutos y veinte segundos le tomó a Joselito Moreno correr alrededor del volcán más alto del Ecuador, el Chimborazo, en el reto individual ‘La vuelta del Hielero’, prueba que por primera vez se realizó en el país, bajo condiciones climáticas adversas que a la larga incidieron en el incremento del tiempo de recorrido y no dejaron ver al ‘Tayta’ en todo su esplendor.

El riobambeño, de 35 años, calculó realizar la prueba el sábado pasado en primera instancia en unas siete horas, pero la neblina y el intenso frío terminaron complicándole el trayecto de 39 km. “Estoy feliz, es un reto cumplido. Unas 15 quince veces sentí que no daba más; hay un silencio que te cala los huesos y, a veces, parece que escuchas voces; además en ciertos tramos hubo una fuerte neblina y granizo”, precisó Moreno con el cansancio a cuestas.

Deportista desde hace 20 años, y practicante de trail running desde hace 11, el ecuatoriano ha destacado en carreras como la Petzl, Altar Ultra Trail, Capac Urku; eso sin contar que además corrió en la UTMV en 2017 que se realiza en tres países, Francia, España, Italia. Sin embargo, el desafío del ‘Tayta’ estaba pendiente.

Durante cinco meses Moreno se preparó, ya que hace 3 años se planteó realizar la prueba luego de que junto a varios amigos intentaron la ‘Chimborazo 360’, pero ninguno pudo completarla. “Por el tiempo y la neblina nos perdimos cerca de la mitad y nos retiramos”, relató Luis Robalino, amigo del deportista y parte del grupo de corredores ‘Los Hieleros’.

Joselito Moreno volcán Chimborazo
A la llegada sus abuelos lo recibieron con un abrazo y obtuvo la certificación del reto cumplido y del que ahora ostenta la marca.Patricia Oleas / Expreso

El sábado, cerca de las cinco de la mañana, Joselito inició el calentamiento con varios ejercicios y, ante el aliento que le daban sus familiares y amigos, partió hasta el Templo Machay, primer tramo de la prueba. Ya en el km 7 pasó por la mina de hielo de Baltazar Ushca y en el 15 atravesó las quebradas que están entre el Carihuairazo y Chimborazo. Más adelante, en el km 22, la quebrada Colorada fue el siguiente punto, para así encarar la última parte hacia el refugio ‘Hermanos Carrel’ en el km 27.

Finalmente, en los últimos tramos repasó las huellas de las vicuñas hasta llegar nuevamente al Chimborazo Lodge, punto de partida y llegada ubicado a 3.900 metros sobre el nivel del mar.

La ruta en sí fue en un terreno escarpado bastante irregular y cuya altura promedio fue de 4.500 m.s.n.m.

El experimentado montañista Marco Cruz dio fe de lo desafiante del reto. “Llevo 50 años subiendo a las cumbres... el Chimborazo es mi vida, de ahí que respeto mucho este nuevo deporte que necesita de mucha preparación, esfuerzo y sacrificio”, afirmó.

“Quiero generar un mensaje de que todo se puede cuando se desea con el corazón, pero sobre todo se genere una conciencia de más amor y respeto por la naturaleza”, finalizó, sin antes indicar que su deseo es realizar esta misma carrera alrededor de todas las montañas más importantes del país.

EL DATO

Referenciales. La distancia total de la prueba fue de 39 km a 2.420 metros de desnivel positivo. Altura mínima 3.947 msnm y max. 4.850 msnm. Temperatura promedio: 4 grados centígrados.