Deportes

Un exEmelec estará en los Juegos Olímpicos de Tokio

El otrora jugador del Bombillo, hoy entrenador de la selección de Honduras, revela las claves de la clasificación a la cita olímpica

Miguel-Falero-entrenador-Emelec-Honduras
El exvolante de Emelec Miguel Falero, actualmente es el seleccionador de Honduras.cortesía

El uruguayo Miguel Falero, exjugador de Emelec y actual seleccionador del equipo sub'23 de Honduras, aseveró que sus dirigidos estuvieron al nivel de las potencias para obtener el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Siempre fuimos el equipo menos elogiado, pero dentro de la cancha demostramos estar a la par de potencias. Por eso salimos triunfantes, porque nos rebelamos para ganar el boleto a la próxima Olimpiada", explicó el entrenador.

Barcelona-Emelec-Clásico-Astillero-

Emelec y Liga de Quito se pelean el único clásico nacional

Leer más

En la semifinal del Preolímpico de la Concacaf, antes del descanso Honduras tomó ventaja ante Estados Unidos por conducto de Juan Carlos Obregón. En la segunda parte, Luis Palma marcó el 2-0 para Honduras. Estados Unidos descontó, 2-1, gracias a un disparo de Jackson Yueill.

"Estados unidos era una selección muy fuerte, era favorita junto con México en el Preolímpico. Hoy cumplimos ese sueño de alcanzar el boleto Olímpico y equiparamos a equipos que tienen un poderío mayor al nuestro", insistió el estratega de nacionalidad uruguaya.

El seleccionador enfatizó que la disciplina se convirtió en la principal virtud de su equipo para ganar.

"Me quedo con el despliegue y concentración que tuvimos en este partido ante Estados Unidos; pero sobre todo con la gran disciplina que nos permitió adueñarnos del partido. Al final sufrimos, pero estamos acostumbrados a sufrir".

Falero, quien fue campeón nacional como volante de Emelec en 1988, acudirá por segunda ocasión con Honduras a unos Juegos Olímpicos. Antes lo hizo como asistente del seleccionador Luis Fernando Suárez en Londres 2012, lo cual, confesó, lo llena de orgullo.

"Me da una enorme alegría y orgullo tener la oportunidad de volver a vivir la experiencia olímpica. Una enorme alegría, además, porque para el pueblo hondureño el fútbol es una de las pocas alegrías".