Deportes

Delfín superó a Emelec en el estadio Jocay

Con goles de Carlos Garcés y Jonathan González, el cetáceo se impuso a un rival que volvió a decepcionar en su regreso a la LigaPro

LigaPro-futbol
Carlos Garcés celebra el tanto de apertura en el estadio Jocay.API

Los errores defensivos de Emelec le costaron muy caro en su visita al estadio Jocay de Manta, donde Delfín lo doblegó (2-0), en del reinicio de la LigaPro, luego de una paralización de cinco meses, debido a la pandemia del coronavirus.

ElNacional-hinchas-LigaPro

LigaPro condena reunión de hinchas de El Nacional

Leer más

Luego de un inicio impetuoso de los azules, el conjunto local solo necesitó de un error para ponerse en ventaja. El cronómetro apenas marcaba el minuto 5, cuando Dixon Arroyo entregó mal el esférico, Martín Alaniz cortó la salida y ubicó un pase profundo para Carlos Garcés. Un resbalón de Leandro Vega completó el nefasto cuadro para el Bombillo, porque el delantero ecuatoriano no perdonó en el mano a mano con el golero Pedro Ortiz, para abrir el marcador.

La acción fue letal para el Bombillo, que desde ese momento perdió el orden que había mostrado. Vega cometió otras equivocaciones que pudieron haberle costado más caro a su equipo.

El mismo Alaniz pudo haber ampliado la diferencia, cuando ejecutó un tiro libre en diagonal al arco, con una pequeña barrera que no pudo impedir que su potente remate inquiete a Ortiz. En el rebote, Jhon Jairo Cifuente tampoco logró definir.Por la misma vía, el rebote, Facundo Barceló desperdició la única opción clara que tuvieron los dirigidos por Ismael Rescalvo para igualar el asunto.

Antes del cierre del telón de la primera etapa, Delfín lució más cerca de la segunda, ante un rival que se partió en dos, sin poder aprovechar la fuerza de sus hombres en punta.

ATAQUE SIN IDEAS

En la etapa de complemento Rescalvo intentó reforzar la delantera, ordenando el ingreso de Roberto Ordóñez, en sustitución de José Francisco Cevallos, cuyo rendimiento fue decepcionante.

Luego fue el turno de Joao Rojas, quien ocupó la vacante dejada por Jackson Rodríguez. Aunque el reglamento le permite realizar hasta cinco variantes, Rescalvo solo utilizó dos, demostrando las pocas alternativas que tiene en en la banca de suplentes.

Con algo de ganas, pero sin ideas, el tricampeón fue fácil presa del manejo táctico de Carlos Ischia, quien se limitó a cuidar el cero en su puerta, a la espera de poder dar la estocada final, la que llegó en el minuto 84, cuando el recién ingresado Jonathan González aprovechó la falta de reacción de la defensa millonaria para tomar el rebote en la espalda de Garcés, para sentenciar el asunto.