Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Deportes

Coronavirus: El entrenador de Carlos Gruezo se considera "doblemente idiota"

Heiko Herrliich, técnico del Augsburgo, no solo rompió la cuarentena, sino que lo expuso públicamente en un rueda de prensa

Heiko-Herrliich-Augsburgo-entrenador-coronavirus
Heiko Herrliich, técnico del Augsburgo, no pudo dirigir a su cuadro en la reanudación de la Bundesliga.Archivo

Heiko Herrliich, entrenador del Augsburgo donde milita el ecuatoriano Carlos Gruezo, se calificó a sí mismo de "doblemente idiota" por haber roto la cuarentena por el coronavirus a la que estaba sometido su equipo, lo que le impidió estar en el reinicio de la Bundesliga, y por haberlo contado luego como una anécdota en la conferencia de prensa.

"Fue una idiotez doble de parte mía: haber salido a comprar del hotel y luego haberlo contado en la conferencia de prensa", dijo Herrlich al diario "Bild". El estratega alemán dejó la concentración porque necesitaba una pasta de dientes.

Foto de Sistema Grana (31081707)

El DT de Carlos Gruezo, sancionado al romper la cuarentena por una pasta de dientes

Leer más
Gruezo-Carlos-alemania-bundesliga
Carlos Gruezo, volante ecuatoriano del Augsburgo, no tuvo minutos en la reanudación del torneo germano.Archivo

Herrlich, que podrá estar este fin de semana en el banquillo después de que dar negativo en dos test de coronavirus, calificó las críticas que recibió después como "justas", pues reconoció que había cometido una imprudencia.

El Augsburgo perdió en la jornada anterior por 1-2 ante el Wolgsburgo, en un partido que había debido ser el debut de Herrlich, y domingo visitará al Schalke, con la aspiración de sumar los tres primeros puntos al frente de su club.

Gruezo, por su parte, está mentalizado en ganarse un puesto en la titularidad de su escuadra, algo que aún no se cristaliza, entre otras causas, debido a las lesiones.