Deportes

Clásico del Astillero: la verdad acerca del mito sobre el descenso de Emelec en 1980

En 1980, Barcelona goleó al Bombillo en la segunda etapa del torneo y lo encaminó al descenso. Madruñero, Perlaza y Cárdenas cuentas sus vivencias

647a574c390f2
En la goleada 4-0 de Barcelona a Emelec en 1980, Juan Madruñero marcó un gol y Ney un triplete en el triunfo de los amarillos ante los azules.cortesía

Juan Madruñero fue titular en la goleada 4-0 de Barcelona ante Emelec, por la segunda etapa del torneo de 1980, y reveló que los amarillos saltaron a la cancha con su objetivo claro: ganar el Clásico para clasificar a la fase final del torneo, en la que fueron campeones.

FthnOZmXgAAwEeY

Kléber Fajardo dirigirá a Emelec en el Clásico del Astillero

Leer más

En el Ídolo eran conscientes de que el Bombillo llegaba con una mala racha, estaban en la zona del descenso, por aquello salieron a presionar para ganar en el estadio Modelo. Madruñero abrió el marcador y Ney se mandó un triplete.

“Nosotros nos enfocamos en ganar. Éramos punteros, estábamos jugando bien y por suerte los goleamos”, manifestó el exatacante.

LEA TAMBIÉN: Clásico del Astillero: Delanteros de Barcelona y Emelec, con sequía de goles

Madruñero considera que los azules tenían un equipo malo y se vio reflejado en el campo de juego.

647a5507d195e
Juan Madruñero es entrenador en las formativas de Barcelona.cortesía

“Luego de que marqué el primer gol se nos hizo fácil. Fue un efecto dominó, todos se bajonearon y los terminamos destrozando porque no respondían. Emelec tenía un equipo malo”, acotó.

En 1980, Barcelona terminó celebrando con una goleada, pero Madruñero considera que en el Clásico de hoy sufrirán.

Barcelona Emelec

Clásico del Astillero: lo que no conocías de los partidos entre Barcelona y Emelec

Leer más

“El problema en Barcelona son los extranjeros, ellos tienen que meterse más en el equipo. Así como va el equipo, no llegará a la final. Les falta coraje y corazón”, dijo Madruñero.

Flavio Perlaza, exdefensa del Ídolo, recuerda lo especial que fue la temporada 1980, pues además de coronar en su primera temporada en Barcelona, se dieron ‘el lujo’ de golear 4-0 a Emelec en la segunda etapa.

“Clásicos son clásicos. Llegar a Barcelona en esa época era lo mejor, y cambiar los clásicos de Quito por Guayaquil era vivir otro mundo”, acotó.

WhatsApp Image 2023-06-02 at 19.36.29
Flavio Perlaza, exzaguero de El Nacional y Barcelona, fue seis veces campeón del campeonato ecuatoriano de fútbol.cortesía

El exzaguero, 6 veces campeón del fútbol nacional (tres títulos con El Nacional y tres con Barcelona), coincide en que “un clásico es aparte y en ese entonces no era la excepción. Desde el periodismo, los hinchas, la dirigencia y el jugador, todos se ponen de ese modo. Se trabaja para concentrarse mejor y prepararse mejor”.

LEA TAMBIÉN: Tricolor sub-20, el consuelo les llegó desde la familia

Perlaza mencionó que el cotejo de este sábado 2 de junio es un partido saca técnico. “La historia lo determina, hubo un entrenador que había ganado 13 partidos, perdió un clásico y se fue. Estos partidos son saca técnico. La mirada está puesta en Bustos y Rondelli”.

CLASICO DEL ASTILLERO (9084405)

Clásico del Astillero: fecha, hora y dónde ver el juego de Barcelona y Emelec

Leer más

Jesús Cárdenas, exdelantero de Emelec, recordó que en la época de los 80 el club pasó por una sequía de resultados, tanto así que entre 1980 y 1987 no clasificaron a la etapa final del torneo nacional.

647a56ce72ffc
Jesús Cárdenas es profesor de educación física en la Unidad Educativa Liceo Cristiano, de Guayaquil.cortesía

“En ese partido (Clásico de 1980) Emelec tuvo la oportunidad de levantar, pero no pudo. Los Clásicos motivan a los jugadores, la desventaja en la tabla no suele jugar, pero aquella vez fue superado. Los años 80 fue una época dura para el equipo”, contó.

Sobre la actualidad azul no tiene buenas sensaciones. “El equipo no viene bien, están llenos de dudas, situaciones que lo hacen ver como un equipo sin ideas. Miler Bolaños viene destacando, pero no hay un 9 inteligente que lo ayude. Y la volante es muy lenta, sobre todo cuando tiene que marcar” .