Deportes

Arroyo no ve "magia" en el fútbol ecuatoriano

A pocos días de regresar a los entrenamientos con Barcelona, Michael Arroyo dijo que en el balompié nacional no "hay nada diferente".

archiuvo
Michael Arroyo no juega un partido oficial desde el 14 de octubre de 2018,.ARCHIVO EXPRESO
GUILLERMO_ALMADA_(18124918563)

Barcelona llega a un acuerdo con Almada

Leer más

El volante Michael Arroyo está de vuelta en Barcelona, luego de superar varios inconvenientes con el club.

Luego de 16 meses de estar alejado de la actividad futbolística, 'Gambetita' apareció el lunes en la práctica del Ídolo. Pero pocas horas después de su retorno a la actividad deportiva, el volante hizo unas polémicas declaraciones al indicar que el balompié no tiene nada de atractivo.

“Ya regreso porque no veo fútbol, no veo magia, no veo cosas diferentes. Veo solo tocar y pasar, lo típico. Solo saben correr, parecen velocistas, nadie mete algo diferente”, indicó Arroyo mediante un video en su cuenta de Instagram.

Por otro lado en Barcelona están satisfechos con la vuelta del jugador de 32 años, pues el entrenador Fabián Bustos destacó que “su magia está intacta”.

“Tengo debilidad por los jugadores que tienen capacidad técnica y ayer Michael (Arroyo) hizo un trabajo reducido y su magia está intacta, él tiene que recuperar la parte aeróbica y física, eso va a llevar un tiempo”, dijo el argentino tras el primer entrenamiento de Arroyo en este año.

Imagen de archivo de Sebastián Pérez, jugador de Barcelona.

Sebastián Pérez buscará ganarse un espacio en Boca Juniors

Leer más

Para recordar, Arroyo no juega un partido oficial desde el 14 de octubre de 2018, cuando estuvo presente en la victoria que Barcelona consiguió ante Emelec.

Luego de ese partido el volante tricolor fue suspendido por seis meses, debido que dio positivo en una prueba antidoping. Tras cumplir con la sanción, Arroyo tenía que haber regresado a los entrenamientos con el club canario, pero por supuestos incumplimientos salariales, por parte de la la dirigencia anterior, se ausentó por completo.