La versión china del videojuego Fortnite dejará de operar este mes

  Ciencia y Tecnologia

La versión china del videojuego Fortnite dejará de operar este mes

Fortress Night, que empezó a operar en China de la mano del gigante tecnológico local Tencent, no ofreció ninguna explicación a su decisión en el comunicado

Fortnite, con más de 300 millones de usuarios en el mundo según el portal Statista, hubo de diseñar una versión diferenciada del videojuego para el mercado chino.
Fortnite, con más de 300 millones de usuarios en el mundo según el portal Statista, hubo de diseñar una versión diferenciada del videojuego para el mercado chino.EFE

Fortress Night, la versión china del popular videojuego internacional Fortnite, dejará de funcionar a partir de mediados de este mes, según un comunicado oficial del juego recogido en las últimas horas por la prensa local.

fortnite-balenciaga-colaboracion

Balenciaga lleva la alta costura al mundo digital de "Fortnite"

Leer más

El videojuego, que lleva operativo en China dos años en "modo experimental", anunció en su cuenta oficial de Weibo -red social similar a Twitter- que no aceptaría el registro de nuevos usuarios a partir del 1 de noviembre y que desconectará sus servidores el 15 de este mismo mes.

Fortress Night, que empezó a operar en China de la mano del gigante tecnológico local Tencent, no ofreció ninguna explicación a su decisión en el comunicado.

Fortnite, con más de 300 millones de usuarios en el mundo según el portal Statista, hubo de diseñar una versión diferenciada del videojuego para el mercado chino, donde las regulaciones exigen que las productoras de videojuegos foráneas cooperen con empresas chinas para publicar títulos en el país asiático y que establezcan servidores independientes para almacenar los datos de los jugadores chinos.

El pasado agosto, las autoridades chinas limitaron a tres horas semanales el acceso de los menores de edad a los videojuegos en línea, que un medio oficial del país asiático calificó de "opio espiritual" y "droga electrónica".

Las críticas del Gobierno o de la prensa estatal al sector de los videojuegos se remontan a principios de siglo, cuando las autoridades prohibieron la importación de videoconsolas, veto que se mantuvo hasta 2014, por su "influencia negativa" sobre los jóvenes.