Ciencia y Tecnologia

Hallan peces que pueden caminar en la tierra

Estas especies de peces tienen una pelvis y una columna análoga a animales terrestres, no acuáticos. Explicarían parte de la evolución de la vida

ciencia-Cryptotora thamicola
Imagen de la estructura esquelética de la Cryptotora thamicola.(MUSEO DE FLORIDA)

Conocer cómo los seres acuáticos comenzaron a conquistar tierra firme, hace unos 375 millones de años, según expertos, es una de las grandes interrogantes del proceso de evolución de la vida en el planeta Tierra. Algunas ideas han surgido con el hallazgo de especies acuáticas con aletas pélvicas, unos movimientos particulares y más.

Por ejemplo, en 2016 se descubrió en una cueva de Tailandia una especie llamada pez ángel de las cavernas o Cryptotora thamicola. Este raro tipo de pez ciego, registró The New York Times en ese entonces, cuenta con un esqueleto que le permitía caminar sobre la tierra como lo hace una salamandra.

Estudios posteriores, que incluyeron tomografías computarizadas, demostraron que este pez ángel de las cavernas contaba con una pelvis y una columna análoga a animales terrestres, no acuáticos.

venus-vida-nasa

"Vida potencial" en Venus: hallazgo de gas fosfano abre esa posibilidad

Leer más

Bien, cuatro años después han sido descubiertas al menos otras diez especies con las mismas características que las del pez ángel de las cavernas: pueden caminar el tierra firme y tienen la misma y muy particular anatomía.

“En la mayoría de los peces, no existe una conexión ósea entre la columna vertebral y las aletas pélvicas. Estos peces son diferentes porque tienen caderas”, le dice a Gizmodo Brooke Flammang, bióloga del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey (NJIT) y autora principal del nuevo estudio .

El nuevo estudio, publicado el mes pasado en el Journal of Morphology, utilizó tomografías computarizadas y análisis de ADN de 30 especies de peces para evaluar sus relaciones evolutivas y ver si alguna de ellas poseía las habilidades locomotoras únicas del pez ángel de las cavernas.

investigacion-cientifica-Cryptotora thamicola
Imagen de la estructura esquelética de la Cryptotora thamicola.(MUSEO DE FLORIDA)

Así, las tomografías computarizadas revelaron que diez de las especies tenían la misma conexión robusta entre las estructuras pélvicas y la columna vertebral que están presentes en el pez ángel de las cavernas. Las otras 20 especies estudiadas tenían caderas menos robustas, algunas de las cuales son muy delgadas y no están bien conectadas a la columna.

Flammang le dice a Gizmodo que los investigadores esperan que las diez especies "con los huesos de 'cadera' más grandes y robustos tengan la mejor capacidad para caminar".

En una declaración, Callie Crawford, una estudiante de posgrado en NJIT y primera autora del estudio, dice, "estos peces han convergido en un requisito estructural para apoyar la caminata terrestre que no se ve en otros peces".

investigacion-cientifica-Cryptotora thamicola
Imagen de la estructura esquelética de la Cryptotora thamicola.(MUSEO DE FLORIDA)

El problema es que el puntal con forma de salamandra que teóricamente hace posible la faja de la cadera solo se ha documentado de manera concluyente en el pez ángel de las cavernas. La especie pálida de dos pulgadas de largo usa sus habilidades especiales para escalar cascadas en lo profundo de su morada húmeda, lo que puede ayudarlo a acceder a diferentes partes del ecosistema del arroyo de la cueva, según un comunicado .

“Sabemos que a lo largo de la evolución, los organismos han convergido repetidamente en morfologías similares como resultado de enfrentar presiones similares de selección natural”, le dice Flammang a Gizmodo. “Y también sabemos que la física no cambia con el tiempo. Por lo tanto, podemos aprender de la mecánica de cómo camina este pez y usarla para comprender mejor cómo pudieron caminar los primeros animales terrestres extintos”.

Según el comunicado, el equipo recolectó especímenes adicionales en Tailandia a principios de este año y ahora está utilizando videos de alta velocidad para estudiar la locomoción única de estos peces. Con la profundización de las investigaciones se podría aclarar la nebulosa de esta transición de la vida acuática a tierra firme.