Buenavida

Tatuaje no deseado ¡Sí hay solución!

Eliminarlo por completo o recubrirlo con uno nuevo. Expertos explican en qué consiste cada opción para sentirse a gusto en su propia piel.

Tatuaje
El recubrimiento de tatuajes es una opción para quienes aún desean tener un diseño en la piel.Shutterstock

Homenajear a alguien querido, recordar un hecho importante en su vida o arriesgarse a un acto de rebeldía hacia los padres… Estos pueden ser algunos de los miles de motivos por los que muchas personas se animan a marcar su piel con tinta pensando que será para toda la vida.

¿Pero qué ocurre si el resultado final, luego de salir del salón de tatuajes, no es el deseado? O si, por el contrario, el diseño sí está hecho a la perfección, pero luego de un tiempo decide no llevarlo más, tras haber pasado por una ruptura sentimental o simplemente porque había tomado la decisión de forma impulsiva. ¿Es posible dar marcha atrás a esta decisión? La respuesta es sí. 

‘Bye bye’, diseño

Según la dermatóloga Annette Morán (miembro del centro dermatológico Úraga), desde hace mucho tiempo existen varias técnicas para retirarse tatuajes, como la extirpación quirúrgica de la piel pigmentada y la dermoabrasión (se lija o lima la dermis superficial). Sin embargo, poco a poco estas opciones han caído en desuso porque tienden a dejar demasiadas cicatrices.

Para la experta, el láser es la nueva tecnología más requerida para trabajar en todas las zonas del cuerpo y hasta para tatuajes cosméticos en las cejas. “Hay de varios tipos, pero el que da mejores resultados es el Q-switched porque, al emitir energía de forma potente en picosegundos (billonésima parte de un segundo), genera un resultado más estético, sin cicatrices”.

Antes de la primera sesión, el médico debe hacer una valoración para analizar el fototipo del paciente. Los tintes negros y azules se eliminan de forma más rápida que otros tonos (como el violeta). El número de sesiones requeridas (suelen ser de cuatro a cinco) depende del tamaño del tatuaje y el tipo de pigmento utilizado por el tatuador. Desde la primera cita, ya se evidencia un cambio. Se puede llegar a reducir la pigmentación de un 80 a 100 %.

Tatuaje
El láser ayuda a eliminar tatuajes.Shutterstock

Debe saber

  • Se sugiere la aplicación previa de crema anestésica y compresas de frío. Si la zona es muy sensible (como detrás de la oreja o en las costillas), también se podría aplicar anestesia inyectable en el área.
  • Debe esperar cinco meses aproximadamente luego de haberse hecho el tatuaje para optar por su remoción. Ese es el tiempo promedio para que se haya terminado el proceso inflamatorio y el pigmento se haya fijado en la piel.
  • Se puede realizar en personas de todas las edades.
  • Está contraindicado para mujeres embarazadas y pacientes con tendencia a cicatrices o queloides.
  • No intente eliminar el tatuaje con cremas caseras. Podría generar mayor irritación u otros problemas dermatológicos.

¿Y si aún deseo estar tatuado?

Si no le gusta el diseño que tiene pero aún desea llevar ‘arte sobre su piel’, el recubrimiento le viene perfecto. Según el tatuador Mauricio Parrales, “esta opción es útil cuando el primer tatuaje ha cambiado su color, está desproporcionado o simplemente desea uno diferente en la misma zona”. Para cubrirlo correctamente, es necesario que el nuevo sea más grande y cuente con ciertas zonas oscuras para que se logre ocultar el antiguo.

“Se trabaja principalmente con tinta negra, azul o gris oscuro. No sirven para esta técnica otros colores como el amarillo, rojo o verde”, detalla. ¿Cuánto demora hacer un recubrimiento? El experto recalca que tarda mucho más que un diseño en una zona sin tatuaje. “Es todo un reto porque el especialista debe poner todos sus conocimientos para que no haya ningún error. Tres de cada diez clientes solicitan este servicio”.

Borrón y cuenta nueva

La moda de la tinta sobre la piel no tiene límite de edad o campo de profesión. Algunos cantantes y artistas de Hollywood también se animaron a tener un tatuaje sobre su piel, pero luego de varios años decidieron que no querían llevarlos más.

Rodillo facial y Gua Sha.

¡A tonificar el rostro!

Leer más

Entre ellos está la supermodelo Heidi Klum, quien borró el nombre de Seal, su expareja. Eva Longoria también tomó la misma decisión al quitarse los tres tatuajes dedicados al jugador de básquet Tony Parker, con quien tuvo una relación. Otro personaje en la larga lista de eliminación de diseños en ‘honor al amor’ es Marc Anthony, quien luego de casarse con Jennifer López se había tatuado su nombre.

Angelina Jolie había dibujado un dragón en su brazo izquierdo dedicado a su entonces esposo el actor y director de cine Billy Bob Thornton, pero luego de recurrir al láser para quitárselo, ella optó por volver a tatuarse en la misma área las coordenadas geográficas de los lugares donde nacieron sus hijos.

Angelina Jolie
Angelina Jolie cubrió un diseño en honor a su expareja con las coordenadas geográficas de los lugares donde nacieron sus hijos.internet
Meghan Fox
Meghan Fox se retiró un tatuaje dedicado a Marilyn Monroe.internet
"Tatuarse es una decisión que le cambia la vida. Hacerlo es un procedimiento relativamente rápido y sencillo, pero si luego desea retirarlo, es más doloroso, toma más tiempo y podría ser más costoso”
Annette Morán, dermatóloga