Cirugía bariátrica: todo lo que necesita saber

  Salud

Cirugía bariátrica: todo lo que necesita saber

Conozca más sobre este aliado que lo ayudará a combatir la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

SRVFWKWKC5EMHE2RTL7QG5J7BI
La obesidad es una enfermedad crónica y progresiva.PIXABAY

La búsqueda del peso ideal ha sido para muchos un largo camino hacia ningún lugar. Luego de seguir un sinnúmero de dietas, pasar horas en el gimnasio e incluso probar una variedad de medicamentos sin ver ningún resultado, esta lucha parece convertirse en una causa perdida. Y precisamente para aquellas personas que lo han intentado todo, la medicina ha desarrollado: la cirugía bariátrica.

Esta alternativa logra lo que anteriormente se creía imposible, reducir el tamaño del estómago y el número de calorías que una persona puede consumir. Como resultado, reduce la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial, e incluso enfermedades cardiovasculares que son consideradas, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, la primera causa de muerte en Ecuador.

Toda intervención quirúrgica causa miedo y dudas. Por ello, conversamos con el doctor Juan Pablo Astudillo, especialista en cirugía digestiva y bariátrica, para que pueda despejar las interrogantes que surjan en los pacientes que deseen recurrir a este método.

Como punto de partida es fundamental conocer quiénes son los posibles candidatos para esta operación. Según el experto, deben ser personas con obesidad valoradas previamente que no han logrado perder peso a través de programas nutricionales o de ejercicio, así como a todos los pacientes diabéticos.

Tipos

El procedimiento dura cerca de 40 minutos y uno de sus propósitos principales consiste en eliminar la producción de la grelina (hormona del hambre). Y aunque existen varios tipos de cirugía gástrica, la elección depende del índice de masa corporal (IMC).

Si su índice es de 30 a 38 (sobrepeso) debe inclinarse por la manga gástrica, y de 40 en adelante (sobrepeso extremo) lo más conveniente es el baipás gástrico. Para los pacientes diabéticos, independiente de su masa corporal, el baipás es la mejor alternativa.

  • Manga gástrica: se la realiza vía laparoscópica (utilización de cámara 0,5 cm) y reduce el tamaño del estómago en aproximadamente un 80 %. Debido a esto, los pacientes se sentirán satisfechos con menos cantidades de alimentos. Es la más solicitada.

  • Baipás gástrico: esta cirugía cambia la forma en que el estómago y el intestino delgado manejan los alimentos. Se crea un puente para que el alimento pase del estómago pequeño a un área donde no se reabsorbe el azúcar y las grasas de lo consumido.

  • Baipás metabólico: es una técnica dirigida a quienes padecen de diabetes tipo 2. Mediante vía laparoscópica se busca estimular hormonas (incretinas) en el intestino delgado para que ayuden al páncreas a producir insulina. De esta manera, se regulan los valores de glucosa en la sangre.

Cómo prepararse

Antes de someterse a esta cirugía, debe considerar estos requisitos:

  • Ser valorado por un equipo de médicos multidisciplinario: médico clínico, nutricionista, cardiólogo y endocrinólogo.

  • Comprometerse a cambiar totalmente su estilo de vida.

  • Presentar obesidad.

  • Tener entre 17 a 68 años.

  • Una vez cumplido el listado y fijada la fecha de la intervención, el paciente requiere 48 horas de una dieta líquida y 8 de ayuno.

Riesgos

Como en toda cirugía, los peligros siempre son evaluados dependiendo de cada paciente y de acuerdo con su edad, el estado de obesidad y problemas preexistentes. 

En la actualidad, manejamos equipos de alta tecnología como pinzas robóticas que han permitido disminuir la cantidad de tiempo de cirugía, hospitalización y restablecimiento

Doctor Juan Pablo Astudillo

El postoperatorio

La etapa posterior a la operación que va entre 24 horas a 8 días, se la maneja con medicación y dieta líquida. Una vez que transcurra el primer mes, en el que se han perdido de 8 a 10 kilos, se reinicia la dieta sólida y se comienza un programa de actividad física para mejorar la tonicidad muscular. “En caso de que no logren eliminar completamente la flacidez, luego de 2 años, puede someterse a cirugía plástica”, indicó el galeno.

¿Y el efecto rebote?

El temido efecto rebote es uno de los grandes temores en las intervenciones quirúrgicas. Sin embargo, a criterio del especialista, luego de 2 o 3 años puede existir una “reganancia de peso” en un 10 %. El secreto del éxito dependerá de la determinación de cada paciente en mejorar su estilo de vida (cuidar la dieta, hacer ejercicio...).