Mente

La descortesía se contagia igual que el coronavirus

El ser humano no solo está expuesto a virus y bacterias, también los comportamientos groseros pueden ‘infectarlo’, así lo revela un estudio.

Grosería
La vacuna para esta clase de comportamiento es la autoconciencia, analizar que este estilo de vida solo te perjudica.Pixabay

Si pensaste que solo debías de cuidarte del coronavirus, te equivocas, también debes protegerte de las actitudes groseras que no aportan nada bueno a tu vida y psiquis. Y ahora con el encierro preventivo... debes de velar más por tu bienestar y el de los tuyos en casa.

Un trabajo de la Universidad de la Florida, llevado a cabo por un equipo expertos, conformado Trevor Foulk, Andrew Woolum y Amir Erez, demostró que ser víctima de un comportamiento grosero o ser testigo de él pueden inducir a la hostilidad, así lo reveló el portal Scientificamerican.

familia

Recarga al 100 % tu salud mental

Leer más

Y un experimento publicado en la web especializada de psicología ‘Rincón de la psicología’, mostró lo que puede generar un buen y mal trato. En un estudio se crearon dos grupos y todos debían llenar una encuesta de 15 minutos. En ambos equipos se presentó una persona (uno de los investigadores), quien con intención llega tarde y pide que lo incluyan en la prueba.

En el primer equipo, la persona que lo lideraba le contestó que lastimosamente había arrancado el experimento, sin embargo lo incluiría en una siguiente oportunidad. Mientras que en el segundo grupo el líder fue muy grosero y sin la menor cortesía lo corrió del lugar. Después de lo que vivieron los participantes debían de realizar una actividad parecida a una sopa de palabras. En ella habían términos positivos y hostiles y los que observaron la escena ruda y maleducada identificaron con gran rapidez las palabras groseras.

“En la teoría de las relaciones de grupo, si hay una conducta repetitiva, como la agresiva, los miembros la verán como parte de la cotidianidad y la seguirán. Recuerda que un acto reiterado por tres semanas se torna un hábito, explica la psicóloga clínica Susana Osorno.

La experta indica que este tipo de comportamientos o actitudes pueden ser generados por la disconformidad. “Esta realidad que estoy experimentando no me agrada, entonces la exteriorizo con conductas inapropiadas, palabras fuera de lugar, actos pensamientos y sentimiento que no son adecuados”.

Pareja en casa

Las relaciones de pareja en tiempo de cuarentena

Leer más

Ser grosero puede hacer ‘brotar’ importantes consecuencias como discriminación y rechazo social, laboral, nadie va a querer estar, trabajar, estudiar o interactuar con alguien así. “Esa misma discriminación puede hacer que se incremente el nivel de hostilidad y grosería en esa persona”. ¿La vacuna? el diálogo, que el sujeto pueda analizar y darse cuenta que el único perjudicado es él, “al principio puede ser tolerable, pero con el tiempo se torna cansado y desgastante”.

Lastimosamente dentro del mundo de las celebridades… la grosería se ha hecho presente, sobre todo con los fans… A continuación juzgalo tú mismo...