Buenavida

Diario de una madre en cuarentena, día 37: Cebollas y probióticos

"Me costó entender que hay que bajar los niveles de ansiedad por la cuarentena. Se me está haciendo realmente difícil a estas alturas".

coronavirus-probioticos-cebolla-ecuador-guayaquil
Diario de una madre en cuarentena. Por: Cecilia Tecch.ipasja1000/Pixabay

Una amiga me comentaba que al comenzar esta cuarentena por coronavirus cocinaba todos los días recetas muy sofisticadas, pero que ahora, más de un mes después, simplemente busca preparar cosas simples para comer.

Hay, en todo esto, algo demasiado hermoso que está sucediendo y es que hemos vuelto a valorar lo que tenemos a mano. En Guayaquil las frutas y verduras se han encarecido tanto que me puse a consultar, en el grupo de mamás, cómo podía hacer para conseguir mejores precios. Ellas me dijeron que trate de consumir aquello que se produce en la costa, puesto que lo producido en la sierra era más difícil de distribuir y se estaba encareciendo mucho. Y sí, cuando vi que me querían cobrar 25 centavos por una cebolla me di cuenta de que tenía que pensar mi menú de otra manera.

Tomé conciencia de aquellas cosas que más empleo para cocinar y me di cuenta de que son las que más debería valorar y querer a partir de ahora. Quiero decir que la cebolla, para mí, ahora es un ser querido más y que tengo mucho que agradecerle a los tomates.

Cantantes Coronavirus

Así suenan los días de cuarentena

Leer más

Ya no será la palta la reina de la mesa, porque me di cuenta que puedo pasar un par de semanas sin ella, pero no sin cebolla.

Nos está pasando al revés con los jugos. Antes sólo tomábamos agua y ahora, cada tanto, preparamos jugos de frutas y los estamos disfrutando un montón. Así que puedo decir que serán compañeros de las cebollas.

Hoy mi hija amaneció descompuesta y su pediatra, que es de esas buenas personas que contestan siempre y te ayudan en todo lo necesario, me indicó que debíamos realizarle unos exámenes y que tome probióticos. Estuve toda la tarde tratando de hablar con una farmacia y ninguna de las tres a las que llamé me contestó.

0-app-coronavirus-def

Coronavirus en Ecuador: aplicaciones locales le hacen frente a la pandemia

Leer más

Pero como la vida es bella, buscando un termómetro encontré los benditos sobrecitos que necesitaba comprar y sentí que esas llamadas sin respuesta se debieron a que el universo conspiró para que ahorre ese dinero. Sí, el coronavirus me ha puesto medio metafísica. Y también un poco paranoica.

Enseguida le tomamos la temperatura y no tenía fiebre, pero le seguía insistiendo a mi esposo que la notaba “calentita”. Y bueno, me costó un buen rato entender que hay que bajar los niveles de ansiedad por la cuarentena. Se me está haciendo realmente difícil llevar este tipo de cuestiones a estas alturas. Daría todo por poder ir a ver al doctor, al laboratorio, esperar los resultados, comprar los probióticos en la farmacia que está cerca de casa y todo un largo etcétera que sé que ustedes comprenderán.

En medio de todo esto, seguimos con la cuestión de educar a nuestros hijos en casa. La discusión que se está dando me parece tan interesante y tan necesaria, que los grupos de WhatsApp o de redes sociales me están enseñando mucho de cómo miramos los padres a la escuela, a los maestros, al sistema educativo y nuestros gobernantes.

smoking-2168601_960_720

Coronavirus y fumadores: ¿es mucho menos probable que sean hospitalizados?

Leer más

Vamos a ver, en unos meses, qué resulta de todas estas propuestas que están tomando forma. Es raro ver que hay tantas familias dispuestas a no matricular a sus hijos y tantos colegios que parecen soltarle la mano a sus estudiantes en momentos de tanta incertidumbre.

En Argentina hay una frase con la que me quiero despedir y que invita a reflexionar sobre eso de sacar conclusiones antes de tiempo: “en la cancha se ven los pingos”. [Nota del editor: los pingos son los caballos y la cancha hace referencia a la pista de carreras. La frase hace alusión a que no hay que juzgar a los caballos antes de verlos correr].

¿Cómo vive la cuarentena por el coronavirus una madre de dos niños pequeños en Guayaquil, una ciudad que recién conoce y en la que la pandemia causa estragos? Descúbrelo en 'Diario de una madre en cuarentena'.