Buenavida

Más de 7.000 cruzrojistas en pausa por falta de un seguro

La Cruz Roja Ecuatoriana lanzó una campaña para recaudar $ 108.000 que le permitan dar protección médica frente al COVID al menos a 3.000 voluntarios

Cruz roja
La Cruz Roja se maneja a través de la autogestión. En tiempos de pandemia ha llevado kits de alimentos a diferentes sectores.Cortesía

La Cruz Roja lleva trabajando más de 110 años en el Ecuador y nunca ha necesitado tanta ayuda como ahora”, cuenta Alegría Vásconez, futbolista profesional e imagen de una campaña solidaria que acaba de lanzar la institución.

En el video revela que más de 7.000 voluntarios han tenido que hacer una pausa a su labor humanitaria. Tienen seguro de vida y de accidentes, pero ahora, ante los riesgos de llevar ayuda a las zonas vulnerables en tiempos de pandemia, requieren de un seguro médico especial para COVID-19 y no hay fondos para ello.

Por eso, necesitan apoyo. Su objetivo es recaudar 108.000 dólares para la protección médica de al menos 3.000 cruzrojistas. Han lanzado una campaña con el apoyo de la empresa privada para vender una pizza solidaria que permita juntar recursos y así lograr que los voluntarios vuelvan a las calles y extiendan la ayuda a los más necesitados. El fin de semana tuvieron los primeros frutos y consiguieron apoyo para activar un poco más de 400 de estos seguros a nivel nacional.

Teatro

Títeres y magia virtual llegarán a los albergues y a los hospitales

Leer más

Pese a las dificultades por las que pasan, la institución no ha parado. Durante la pandemia ha brindado asistencia médica a más de 200.000 personas y ha entregado 450 platos mensuales en el país.

Teresa Farah de Áurea, presidenta de la Junta Provincial del Guayas de la Cruz Roja, cuenta que la organización estuvo activada desde el día 1 de la crisis sanitaria. “Hemos estado brindando atención prehospitalaria, el servicio de ambulancia, sanitización, dotación de agua segura, manejo de cadáveres, centro de triaje respiratorio, atención a migrantes, donación de comida y ayuda humanitaria”, explica.

Cruz Roja
Una de sus actividades en tiempos de COVID-19 es la desinfección de superficies en los lugares de afluencia masiva.Cortesía

Lo han hecho con el personal de planta, pero con las manos voluntarias podrían hacer mucho más, dice. En Guayas son más de 1.000.

Manuel Chiliquinga, coordinador provincial de voluntariado, indica que los cruzrojistas están ansiosos por volver a llevar esa ayuda a los cantones de la provincia, pero saben que la institución no los puede poner en riesgo, así que deben esperar a tener el seguro.

Pero mientras aguardan, se han ido preparando desde casa. Han tomado cursos de manera virtual sobre la forma en que deben protegerse cuando vuelvan al campo de acción, tanto en el uso de las mascarillas y de los guantes como en el mecanismo correcto para la entrega de los aportes.

Fundación

El riesgo de cierre ronda a la Casa del Hombre Doliente

Leer más

Pero la institución, conocida por la donación de sangre, no está solo concentrada en esta campaña a la que han dado impulso en las redes sociales, sino que además ha comenzado a hacer gestiones con otras empresas para conseguir que se activen más seguros. Piden también colaboración para conseguir donaciones para sus proyectos comunitarios.

Cuando activemos el seguro COVID para nuestros voluntarios, podremos llegar a muchos más sitios. Estamos buscando más alianzas para lograr el objetivo.

Teresa Farah de Áurea, presidenta de la Cruz Roja del Guayas

Los voluntarios están ansiosos por estar de nuevo en actividad con la gente, pero nosotros debemos precautelar su salud ante la situación que se vive.

Manuel Chiquilinga, coordinador provincial del voluntariado