La voz de Miguel Donoso regresa desde el recuerdo

  Actualidad

La voz de Miguel Donoso regresa desde el recuerdo

En los años noventa, Raúl Vallejo ganó un certamen de novela que organizaba anualmente la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas.

Homenaje. Talleristas del autor, entre ellos María Leonor Baquerizo, Livina Santos, Mariela Manrique y Raúl Vallejo contaron anécdotas e historias.

En los años noventa, Raúl Vallejo ganó un certamen de novela que organizaba anualmente la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas.

Esa obra, sin embargo, nunca vio la luz.

“En los talleres de Miguel Donoso Pareja aprendimos a leer nuestros textos de manera crítica y a cortar lo que estaba de más. Cuando lo leyó, pues resultó que lo que estaba de más era todo el libro”, comentó entre risas el actual ministro de Cultura y Patrimonio.

El funcionario fue uno de los seis talleristas del reconocido escritor guayaquileño que la noche del martes recorrieron los callejones del recuerdo en un homenaje al autor, quien falleció en 2015.

Pero el encuentro, realizado en la Casa de la Cultura, no era solo para rendirle tributo a Donoso, sino para ser parte de la reaparición de su voz, de mano del lanzamiento de una reedición de ‘Nuevo realismo ecuatoriano’ y ‘Los grandes de la década de los 30’.

La edición, impresa por el sello quiteño Eskeletra, rescata estos textos, publicados en 1984 y 1985, cuando el autor aún vivía en México, donde se exilió tras ser apresado por el régimen militar.

“Era necesario resucitar estas obras... se trata de un inventario importantísimo de la literatura ecuatoriana”, expresó Ramiro Arias, director de esta casa editorial.

Y es que los libros hacen un análisis, primero en ‘Los grandes de la década de los 30’, de los autores que marcaron una ruptura en la literatura ecuatoriana, y en ‘Nuevo realismo ecuatoriano’, de la evolución del género desde fines de los años treinta hasta el siglo veintiuno.

Algo que destaca este último texto es su énfasis en piezas relativamente desconocidas, como la obra del fallecido escritor Alsino Ramírez, ‘El testimonio’, que es calificada como “un aporte fundamental a la narrativa ecuatoriana”.

Sin embargo, en ella, a más de celebratorio, Donoso es también fuertemente crítico, incluso con libros considerados hoy en día emblemáticos, como la recordada ‘María Joaquina en la vida y en la muerte’, de Jorge Dávila Vásquez, a la que este describe como ‘sobrevalorada’.

Esa honestidad brutal es una característica del escritor que, a dos años de su fallecimiento, sus talleristas aún resaltan con agrado.

En el conversatorio participaron Mariela Manrique, María Leonor Baquerizo, Lola Márquez, Johnny Guerra y Livina Santos, quienes fueron parte de los cursos que el autor empezó a dictar tras su regreso al país en 1987.

Esta última señaló que “Miguel no hacía concesiones, no te decía que qué bonito, te enseñaba a ser crítico, pero sobre todo autocrítico”.

El evento concluyó pasadas las 20:30 con la lectura de varios textos del escritor. “Así lo hubiera querido Miguel”, señaló Márquez. “Siempre nos dijo que el mejor homenaje que le podíamos hacer, era leerlo”.

Un prolífico escritor y crítico

A lo largo de su vida, Miguel Donoso publicó cerca de cuarenta obras, entre novelas, cuentos, poesía, ensayos y crítica literaria y antologó más de veinte libros.