Una vida en pro de la transformacion de ideas

  Actualidad

Una vida en pro de la transformacion de ideas

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

El desarrollo humano fue siempre importante en la vida de Tania Alarcón. Esa idea de mejorar su entorno, fortalecer sus habilidades, manejar correctamente sus emociones, eran cosas que desde muy joven le daban vueltas en la cabeza. Quería encontrar su propósito en la Tierra, conectarse con su ‘yo’ interior... Y sí que lo ha logrado.

Tiene apenas 23 años y ya es un referente a nivel nacional. Cursa el último año de la carrera de Desarrollo de Negocios en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG) y sus proyectos -en su mayoría ligados al emprendimiento- han sido ovacionados por muchos en la ciudad.

En la Espol, la Universidad Estatal, la Policía Nacional y la cárcel de mujeres de Guayaquil, por ejemplo, su presencia está marcada por los talleres, conferencias y entrenamientos que allí ha dado. Sobre programación neurolingüistica (rama en la que se certificó), detección de mentiras, motivación personal, innovación, talento humano, liderazgo y positivismo.

En sí, temáticas que la apasionan y en las que se ha especializado. Y es que Alarcón -joven multifacética que gusta de leer, cocinar, bailar y escribir- nunca ha dejado de estudiar. De allí que es coach, examinadora poligráfica y experta en lenguaje corporal y microexpresiones... Es decir, toda una entrenadora personal y de negocios,

Eso no es todo, también es la fundadora de Evoideas. Una empresa en la que dicta charlas de desarrollo personal, de cómo cambiar de enfoque de manera positiva para lograr innovar, pensar, sentir y actuar diferente. “Mi meta es que todos dejemos una huella en la sociedad, que hagamos realidad lo que nos propongamos. La clave está en tener actitud y ganas de superarse. Necesitamos motivarnos, modificar la perspectiva...”, afirma la también ganadora del primer Startup Weekend Woman Ecuador. Un evento de emprendimiento en el que junto a otras siete personas y en tan solo tres días, creó una herramienta tecnológica que busca disminuir los robos a ciudadanos, y que actualmente prevé hacerlo realidad con ayuda de la Policía Nacional.

Paralelamente a ello, trabaja en dos grandes proyectos: la creación de un laboratorio de desarrollo humano y la realización de un congreso que fusione y acentúe la presencia del arte, la cultura y el liderazgo en la comunidad. “Realmente creo en estas actividades. Son las que nos permiten crecer y madurar, enfocarnos. Tener nuevos propósito, conectarnos: transformarnos desde el interior”, recalca.

Gracias al estilo de vida que promueve, Alarcón, exdirectora del departamento de relaciones institucionales de la Asociación de Jóvenes Empresarios del Ecuador, fue nominada el año pasado al Premio de Altas Consciencias. El que ayude a otros a encontrar su misión de vida o se enfoque en compartir con el mundo la importancia del conocimiento de uno mismo quizás -piensa ella- fue la razón por la que recibió tal honor.

En lo personal, considero que el hecho de capacitar y guíar a jóvenes de sectores vulnerables de la ciudad, como el Guasmo y Monte Sinaí, y de cantones como Pedro Carbo -allí prepara a chicos que tienen problemas de adicción- influyó también para que su labor sea reconocida (y aplaudida) a conciencia por todos en el país.