La venida del Cristo se retrasa

  Actualidad

La venida del Cristo se retrasa

Pese a que el Municipio dijo que estaría listo este mes, el monumento de 36 metros del Cristo del Consuelo, que será colocado en El Cisne 2, al sur de la urbe, tardará hasta diciembre en llegar de la capital, donde se funden sus piezas en acero y bronc

Se tiene previsto rehacer veredas y bordillos, delimitar una franja del carril para ciclovía.

Pese a que el Municipio dijo que estaría listo este mes, el monumento de 36 metros del Cristo del Consuelo, que será colocado en El Cisne 2, al sur de la urbe, tardará hasta diciembre en llegar de la capital, donde se funden sus piezas en acero y bronce.

El presidente de la Fundación Siglo XXI, Wilfrido Matamoros, admitió que ha habido un retraso en la entrega de lo que será la insignia de la manifestación religiosa más grande de la ciudad.

“La fundidora no tiene la capacidad para una obra así de grande. El contratista no podía ampliar su taller solo para este monumento. Es muy poco común que se erijan obras de este tipo en el país. Por eso la inauguración se realizará el próximo 26 de diciembre”.

El Cristo se arma en partes. Actualmente se ensamblan las piezas. La estructura está lista en un 70 %. Está previsto que la última semana de noviembre la obra del escultor quiteño Carlos Nixon Córdova Lara llegue en piezas. “Vendrá empaquetada porque es complicado traerla con los brazos extendidos, pues el viaje por tierra es algo largo (dura cerca de ocho horas)”.

Luego de su arribo, la cruz se colocará en una estructura que actualmente se somete a un tratamiento para impedir su corrosión.

Esto es solo el complemento de un proyecto arquitectónico con el que se pretende cambiar la imagen del sector. Los trabajos de regeneración urbana empezaron hace tres meses en el lugar. Comprenden un kilómetro, desde la bajada del puente de la calle A, transitando por la calle Balsas, luego por la calle Buena Fe, hasta llegar a la explanada donde se levantará el monumento, en el Centro de Atención Municipal Integral (CAMI), donde además habrá un parque.

Se tiene previsto rehacer veredas y bordillos, delimitar una franja del carril para ciclovía, desde la calle Buena Fe hasta la 11, regenerar el parterre central de la calle Buena Fe, con diseño paisajístico, áreas verdes y parqueos, colocar 36 postes ornamentales, instalar 52 basureros, sembrar 169 árboles y enlucir y pintar las fachadas de las viviendas del área intervenida. Todo eso estará listo para la próxima Semana Santa, en abril del 2017.

Esta obra en el Cristo del Consuelo consta en la agenda de las herencias urbanísticas para celebrar el bicentenario de la ciudad. Allí se enlistan también el monumento a Guayas y Quil, inaugurado en julio pasado, y la noria del malecón, a la altura de la calle Loja, que se estrenará este 26.