Vencer la adversidad

  Actualidad

Vencer la adversidad

El Ecuador vive tiempos difíciles y críticos. Es como si todo se hubiera resumido en el presente. Es un momento preciso de la historia social de la nación para reflexionar y comprender que más allá del país político hay una sociedad que decidió tomar este nombre, vivir bajo él, prepararse y enfrentar todos los avatares que la geopolítica, nacional e internacional, pero que también la naturaleza nos ha puesto. Hemos sufrido sus severos efectos.

En 1742 erupcionó el Cotopaxi, el Cayambe en 1786. Sismos en Riobamba (1797) 30.000-40.000 víctimas; Ambato (1949) 5.050 muertos y destrucción de infraestructura; Bahía de Caráquez (1998) 3 muertes y 61 heridos. La ruptura del oleoducto, en 1987. Este es el primer sismo de tal magnitud en el litoral.

Como efecto del calentamiento global y cambio climático, desde hace décadas nos asedian y amenazan desastres por inundaciones, como las de 1982-83 y 1997-98, que dejaron más de 4.000 millones de dólares en pérdidas y decenas de vidas humanas perdidas en esta región.

Las guerras con el Perú: 1941, 1981 y 1995, fueron eventos históricos que nos pusieron a prueba como sociedad cohesionada y nación. Estos hechos constituyeron verdaderos desastres económicos y humanos para el Ecuador, que supimos enfrentar y superar con unidad y solidaridad.

En la Colonia y el siglo XIX fueron los incendios, saqueos de piratas y la fiebre amarilla, entre otros, los eventos que por diferentes condiciones y circunstancias produjeron destrucción y muerte. En todos los casos el Ecuador supo salir adelante. Esto es bueno recordarlo para que apelemos a estos hechos y sepamos que los superamos. Así refrendaremos el espíritu y acción unitaria.

Acudamos a la historia para recordar que hemos sabido vencer tiempos adversos. Por eso hoy también lo lograremos. Esa herencia que recibimos, de un país unido, activo, solidario y que va hacia el futuro no puede terminar por los efectos devastadores de un terremoto que deja grandes pérdidas económicas y humanas. Las provincias donde hay destrucción y el Ecuador unido nos sobrepondremos a este momento crítico.

colaboradores@granasa.com.ec