El Vaticano investiga el financiamiento del apartamento del cardenal Bertone

  Actualidad

El Vaticano investiga el financiamiento del apartamento del cardenal Bertone

El Vaticano está investigando el posible financiamiento ilegal del gran apartamento que ocupa el cardenal italiano Tarcisio Bertone, que fue secretario de Estado (número dos) durante el papado de Benedicto XVI, informó un portavoz este jueves.

El cardenal Tarcisio Bertone (d) durante una visita a Argentina en el año 2007. Le acompaña el arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio (i), hoy Papa Francisco

CIUDAD DEL VATICANO. El Vaticano está investigando el posible financiamiento ilegal del gran apartamento que ocupa el cardenal italiano Tarcisio Bertone, que fue secretario de Estado (número dos) durante el papado de Benedicto XVI, informó un portavoz este jueves.

El vicedirector de la oficina de prensa, Greg Burke, confirmó a los periodistas una información del semanario italiano L’Espresso que revela esa investigación.

El apartamento, de varios centenares de metros cuadrados, está situada cerca de la residencia de Santa Marta, donde reside el papa.

Greg Burke confirmó que dos personas están siendo investigadas: Giuseppe Profiti, ex presidente del hospital romano Bambino Gesù, y Massimo Spina, ex tesorero del mismo establecimiento, que pertenece a la Santa Sede.

El periodista de L’Espresso Emiliano Fittipaldi, que publicó un libro sobre la gestión financiera del Vaticano, objeto a su vez de otra investigación por la presunta filtración de documentos confidenciales, afirmó que las pesquisas sobre el apartamento ya han dejado al descubierto irregularidades.

Bertone, que se retiró de su cargo de secretario de Estado en 2013, aseguró en diciembre pasado que las obras de renovación de este apartamento costaron 300.000 euros. Otros 200.000 euros habrían sido luego depositados por la Fundación del Bambino Gesù, aunque el cardenal aseguró que él no estaba al corriente.

Según la prensa italiana, el apartamento mide 700 m2, pero Bertone asegura que son menos 300 m2, y que además los comparte con tres religiosas y una secretaria.