Valentina Villalba: “Cantar es mi todo”

  Actualidad

Valentina Villalba: “Cantar es mi todo”

La participante venezolana de 12 años es dueña de una voz inigualable con la que está conquistando a todo el público.

“Si no llego a ganar Ecuador tiene talento, seguiría metiéndome en más programas, seguiría persiguiendo mi sueño que es cantar”, expresó la pequeña.

Se presentó en el reality show de Ecuavisa Ecuador tiene talento. Su voz dejó boquiabierto a todo el jurado, que le dio el tique dorado que significa que pasa automáticamente a la final. ¿Pero quién es esta pequeña que está cautivando al público ecuatoriano?

Se llama Valentina Villalba Subero, tiene 12 años y nació en Ocumare del Tuy, situado en el estado de Miranda, en Venezuela.

En su país natal participó en varios programas de televisión, por lo que no la intimidan las cámaras ni los escenarios. Sin embargo, confesó que minutos antes no se aguanta las ganas y ya quiere salir.

Desde hace ocho meses se mudó junto a su familia (mamá, papá y hermano menor) a Sangolquí, pues aunque gozaban de estabilidad económica, la inseguridad estaba volviéndose un problema por el cual temer y no querían exponerse a que algo grave suceda.

Al llegar, se enteraron de la existencia de este programa y Valentina no dudó en querer participar. Su papá, Juan José, hizo la cola por más de 12 horas con lluvia y frío, pero todo valió la pena.

Como lo ha dicho anteriormente, si gana su sueño es poder ayudar a su familia y traer a su abuelita materna, llamada Guadalupe Paredes. “Yo en Venezuela vivía con ella y la extraño mucho. Quiero que esté aquí conmigo. Cuando vio el vídeo (de la presentación) se puso a llorar”, relató la cantante.

Con una personalidad muy tranquila, Valentina es una niña que está viviendo a pleno su infancia. Le encanta ir al colegio, tener amigas y jugar a las muñecas. Para ella, cantar es sinónimo de felicidad y por eso quiere hacerlo para toda la vida.

Los primeros pasos

Su madre, Legna Subero, recuerda con mucha emoción cómo fue que descubrieron la extraordinaria voz que tiene Valentina.

El gusto por la música lo tiene desde siempre, pues su padre también es músico por hobbie, y desde chiquita ella lo acompañaba a las presentaciones que él hacía en fiestas y restaurantes.

Hace tres años, cuando ella tenía nueve años, ya había finalizado el show de su padre y estaban compartiendo un momento con los invitados, cuando ella le preguntó si podía cantar y él sin pensarlo le dijo que sí.

Todos se voltearon a verla y no podían creer lo que estaban escuchando. Desde ese momento sus padres supieron que Valentina tenía un talento increíble merecedor de ser escuchado.

Cuando vivía en Venezuela estuvo en clases de canto y baile, a las que hasta ahora les sigue sacando provecho.

Romántica desde pequeña

Todo lo que le está pasando se lo agradece primeramente a Dios. Al preguntarle sobre sus gustos, Valentina cuenta que sus artistas preferidas son Whitney Houston, Beyoncé y Mariah Carey.

“Me gusta mucho cantar las canciones de ellas porque es lo que escucha la gente mayor y son también muy bonitas y llegan al corazón”, afirma.

Revela que pese a que el reguetón es lo que está de moda, no es de su agrado cantarlo; pero si se lo piden, lo haría con mucho gusto.

Se inclina por la balada, su género preferido, y también es fanática de la salsa y el merengue.

Muy familiar

Admite que extraña mucho a su familia que vive en Venezuela, en especial a su abuela Guadalupe que era quien más la consentía. Todas las semanas hace video llamadas con ellos en las que también habla con sus tías y primas.

Cuando tiene alguna presentación, siempre van los tres a apoyarla, mamá, papá y hermano.

“Nosotros siempre hablamos con ella y le decimos que la invitaron a ‘tal’ programa y si quiere ir. Si dice que no, no vamos y listo”, dijo el papá.

A pesar que está creciendo en toda la era tecnológica, a Valentina le gustan mucho los juegos tradicionales como las muñecas.