Actualidad

El vaiven de los politicos

El cambio presidencial devolvió al primer plano a varios actores y sacó a otros de la escena. Exlegisladores trabajan en silencio para las seccionales de 2019.

Exlegisladores trabajan en silencio para las seccionales de 2019.

Son las vueltas que da la política. Los cambios en el Ejecutivo y en la Asamblea Nacional han devuelto a la palestra a actores que mantuvieron un perfil bajo en los 10 últimos años y pusieron a otros en una especie de inactividad pública que, dicen algunos, es momentánea.

Ideólogos de la autodenominada revolución ciudadana, como Augusto Barrera y Fánder Falconí, que fueron enviados al ‘congelador’ al final del Gobierno pasado, están de regreso y son voceros destacados del presidente Lenín Moreno.

Tras perder la reelección a la alcaldía de Quito, en 2014, Barrera retomó la docencia en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). Ahora es secretario de Educación Superior y miembro del buró político de Alianza PAIS.

Los nuevos tiempos también impulsan al exministro de Seguridad Interna del anterior Gobierno, Gustavo Larrea, y su movimiento Democracia Sí, a retomar la actividad. El experimentado político dice que no toma esto como una revancha, luego de ocho años de disputas con el expresidente Rafael Correa.

“He hecho política desde temprana edad con algunos amigos que hoy son parte del Gobierno como Augusto Barrera y Miguel Carvajal. No somos advenedizos”, le dijo a EXPRESO.

En la vereda opuesta están quienes perdieron el protagonismo que tuvieron en espacios como la Asamblea. Es el caso, por ejemplo, de Lourdes Tibán, quien no pudo optar por la reelección en representación de Pachakutik.

¿Qué ha hecho en estos cinco meses? La exlegisladora contó a este Diario que la pausa le ha dado tiempo para retomar las actividades en el estudio jurídico que comparte con su esposo, Raúl Ilaquiche, compartir con sus hijos y hasta para pintar su casa en Salcedo, Cotopaxi.

Pero no se ha desvinculado de la política. Está trabajando para las elecciones seccionales de 2019 y, desde hace poco, colabora con la vicepresidencia de la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea.

El exasambleísta de CREO, Diego Salgado, combina esta nueva etapa de su vida entre la formación de nuevos cuadros del movimiento político, las caminatas matutinas, los entrenamientos de boxeo y los caballos, que son sus dos pasiones. “Tengo más tiempo para compartir con mi hijo de 10 años. Pero retirado no estoy, sigo emitiendo comentarios cuando lo requieren, aunque con menos intensidad que antes”, dijo a EXPRESO. No descarta terciar para un cargo local o provincial en 2019.

Los que están de vuelta