La usura sigue sumando afectados

  Actualidad

La usura sigue sumando afectados

Endeudados. En cuatro años la Fiscalía recibió 1.975 denuncias de perjudicados. Solo en Machala hay 300 casos.

Medida. Los perjudicados hicieron un plantón portando cadenas.

“Dinero al 7 % presto con hipotecas”. El anuncio que se publicó en un periódico de Machala, provincia de El Oro, en el mismo espacio y por repetidas ocasiones, sedujo a Carlos Espinal.

Era agosto de 2005. Necesitaba 40.000 dólares para invertir en un negocio de venta de camarón y se acercó al prestamista. Recibió el dinero de inmediato hipotecando su propiedad, un edificio de más de 3.300 metros cuadrados y casi 5.000 de construcción.

Dice que el primer año cumplió con el pago de intereses y parte del capital. Al año siguiente ya se atrasó en el pago de cuotas porque las ventas bajaron. Trató de arreglar, pero dice que el prestamista no quiso escuchar razones.

Vino la demanda por 185.000 dólares, luego el monto subió a 372.000 dólares y actualmente con la reliquidación asegura que su deuda es de 500.000 dólares.

Hace dos semanas Carlos, quien preside el Movimiento Nacional Projusticia contra la Corrupción, y un grupo de afectados por usureros llegaron al Consejo de la Judicatura. Fueron a exigir sanciones para los jueces que, según ellos, han favorecido a los usureros. Acusaron a uno en particular y lograron que sea sancionado.

El monto del perjuicio es incalculable, igual que el número de afectados. Solo en el movimiento de Espinal hay más de 3.000 familias afectadas y de ellas al menos 300 están en Machala.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) castiga a la usura en su artículo 309 con entre cinco y siete años de cárcel a la persona que otorgue un préstamo directa o indirectamente y estipule un interés mayor que el permitido por ley. Si el perjuicio se extiende a más de cinco personas, la pena sube de siete a diez años.

Entre 2015 y 2018, la Fiscalía recibió 1.975 denuncias por casos de usura. Pichincha y Guayas son las provincias que más casos registraron. Entre enero de 2012 y mayo de 2013 hubo 240 denuncias.

A finales de 2013, el gobierno anterior impulsó una campaña contra la usura que incluyó la implementación de una línea para hacer denuncias. Espinal indica que presentó una denuncia y cinco años después el caso no ha pasado de la investigación previa. El gobierno anterior también ofertó el pago de recompensas a quien dé información de usureros.

Según datos del Consejo de la Judicatura, entre el 10 de agosto de 2014 y el 31 de octubre de 2018 hubo 51 procesos que concluyeron en sentencia, 313 causas se resolvieron y 262 terminaron en el archivo de la investigación previa, sobreseimiento o prescripción.

Marco legal

Disposición

El artículo 121 de la Ley de Instituciones del Sistema Financiero ecuatoriano dispone que solo las personas que sean parte del sistema financiero nacional y que dispongan del certificado de la Superintendencia de Bancos pueden captar y prestar dinero. La usura como delito se sanciona en materia civil y penal.

Estrategia

Los dueños de locales comerciales o comerciantes son el objetivo de los usureros. Antes de recibir el dinero los deudores deben firmar letras de cambio en blanco. En muchos casos los intereses son del 10 y 15 % mensual. Si no pagan vienen las amenazas y luego se apropian de sus bienes.