Urbanor pide un pare a la cifra de accidentes mortales

  Actualidad

Urbanor pide un pare a la cifra de accidentes mortales

Cinco arrollados en cinco años reflejan el peligro de cruzar la avenida Raúl Gómez Lince. El último fue el miércoles. Los moradores solicitan un semáforo.

Tránsito. Los transeúntes deben cruzar la avenida Las Aguas corriendo, para evitar ser alcanzados por los vehículos.

La indignación secó las lágrimas de Claudio Mieles por un par de horas. Antes de ir a la sala de velaciones donde estaba el ataúd de su padre, pasó a la casa comunal de la ciudadela Urbanor 2.

Allí, un grupo de moradores recogían firmas, la mañana de ayer, para solicitar a la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) la colocación de un semáforo en la avenida Raúl Gómez Lince, más conocida como Las Aguas, que divide al sector del barrio Mapasingue Este.

En una de las aceras de aquella vía, al mediodía del pasado miércoles, Pascual Mieles Moreira, padre de Claudio, fue impactado por una motocicleta que circulaba supuestamente a exceso de velocidad.

Su delgado cuerpo de 83 años no resistió y a las 16:00 había fallecido. Su muerte es la quinta, desde 2015, que ocurre en esa arteria vial por accidentes de tránsito. Casualmente, todas las víctimas mortales eran adultos mayores y vecinos de Urbanor.

“Nosotros solo los contamos a ellos porque eran nuestros amigos, nuestros vecinos, pero hay más personas que han fallecido porque no hay un semáforo que controle el tráfico”, aseguró Geofredo Calle, presidente de la junta vecinal.

El dirigente y una decena de vecinos rodeaban a Claudio y escuchaban, con pena, cómo se frustró el deseo de su padre de viajar a Estados Unidos a reunirse con sus nietecitos.

Justo un par de días después del accidente, Pascual iba a viajar para celebrar en el país del norte su cumpleaños 83, el próximo 13 de abril. El día de su muerte se levantó feliz porque le habían entregado su visa. De hecho, en su última foto en vida aparece sonriente, con el documento en las manos.

Laura Freire agacha el rostro de tristeza. Conocía a Pascual, así como también apreciaba a Ángel Paredes, el cerrajero del sector. Ángel también fue embestido por una motocicleta cuando caminaba hacia el parterre central a dejar la basura. Su accidente ocurrió en 2015 y entonces, según los moradores, ellos recogieron firmas para solicitar a la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) una solución para evitar más accidentes.

De hecho, recuerda Laura, cuando era maestra en la escuela Nahim Isaías, hace 18 años ella y otros docentes hicieron una petición para la instalación de un paso peatonal, pero esto no se concretó.

“En ese tiempo hubo un niño fallecido y dos lesionados. Yo vi el diseño del paso peatonal, costaba 45 mil dólares, pero en vista de que los moradores de los dos sectores presentaron su inconformidad (para su construcción), detuvimos el trámite”, rememoró la docente jubilada.

Los asistentes a aquella reunión se unieron y recordaron a los demás fallecidos. Justo en ese momento apareció Joaquín Mullo. “¡Él es esposo de una señora que también murió por un accidente!”, lo señaló Laura.

El adulto mayor, de 87 años, perdió a su amada María Pomaina el 4 de marzo de 2016. Ellos no vivían en Urbanor, pero una de sus hijas sí. Ambos llegaron al sector provenientes de su Riobamba aquella mañana para recibir a su parienta que llegaba de España. “Pero en lugar de reunirse y celebrar, la hija tuvo que enterrar a la mamá”, lamentó Laura.

Alonso Jacho, que hasta ese momento escuchaba en silencio, dijo que el lunes irán a entregar las firmas a la ATM. Propuso que, si su solicitud tarda, se unan todos los vecinos para cerrar la avenida, tal y como lo hicieron cuando falleció Ángel. “Pero esta vez todos los días, hasta que nos pongan un semáforo”, reiteró el vicepresidente de la junta vecinal.

Según Freddy Granda, jefe de Planificación de Tránsito de la ATM, presuntamente la avenida Las Aguas es una de las 35 zonas contempladas por la institución para la colocación, dentro de tres meses aproximadamente, de cruces peatonales tecnológicos.

“Frente al colegio Delfos tenemos programado instalar un cruce peatonal a nivel de calzada con semáforo”, anunció. Añadió que se invertirían aproximadamente 80 mil dólares para su implementación.

El funcionario añadió que en los próximos días abrirán el concurso de licitación para empezar con los trabajos, no solo en Las Aguas, sino en otras zonas de la urbe porteña.