Unidad: si se puede...

  Actualidad

Unidad: si se puede...

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

El año 2016 que hemos empezado a recorrer va a ser muy difícil para los ecuatorianos porque se conjugan problemas de diversa índole: crisis económica que se la siente, se la vive y que se agudiza con el pasar de los días; falta de trabajo, desempleo que angustia a miles de hogares; inseguridad jurídica y física; avance galopante del tráfico de drogas que asfixia y envenena a la juventud; corrupción que se viste de distintos ropajes para avergonzarnos.

Si a esto se suma que es un año de decisiones políticas trascendentales porque hay que elegir nuevos mandatarios, nuevos asambleístas, tenemos derecho para exigir a los actores políticos que no solamente piensen en querer llegar al poder por el poder sino que, dejando diferencias partidistas o aspiraciones politiqueras, y con la mirada puesta en el futuro de todos, hagan lo que sea necesario para unirse y presentarle al país un programa coherente, pragmático, que contemple soluciones viables, reales y no únicamente palabrerías.

Para lograr así la recuperación de la institucionalizad que se ha perdido. Para recuperar la vigencia de la división de poderes, tan necesaria para la democracia. Para cambiar el sistema de un Estado obeso lleno de burocracia y dar paso al emprendimiento de cada uno de nosotros, que es una de las formas de progresar sin depender del presupuesto del Estado.

Para hacer lo que están haciendo otros países de nuestra misma idiosincrasia: abrirnos al mundo en busca de mercados, con expedición de leyes que no sean cambiadas cada fin de semana porque con ello se ahuyenta la inversión nacional y extranjera; tener un verdadero Estado de derechos y de justicia, en donde se respeten la libertad y la vigencia de los derechos humanos, para que estos no sean solamente letra muerta en la Carta Política. Para que finalmente exista lo que todos los pueblos anhelan: justicia con libertad.

Todos los actores políticos honestos piensan así. Por eso la unidad no es una utopía.

colaboradores@granasa.com.ec