Turandot

  Actualidad

Turandot

Turandot es una “gran ópera”. Estrenada el 25 de abril de 1926 en La Scala de Milán, con el tenor español Miguel Fleta como Calaf, es la adaptación romántica de Schiller de una fantasía de Carlo Gozzi. Turandot es la primera ópera pucciniana de ambientación fantástica, cuya acción se desarrolla “en el tiempo de las fábulas”.

En esta ópera, el exotismo se convierte en la propia forma del drama: la China es así, una suerte de reino de los sueños y de eros, con apariciones, fantasmas, voces y sonidos provenientes de la otra dimensión de fuera de la escena. Puccini se entusiasmó rápidamente con el tema y con el personaje de la princesa Turandot, altiva y sanguinaria, pero tuvo dudas en el momento de poner la música al final, un insólito final feliz, sobre el cual trabajó un año entero sin conseguir acabarlo. En Turandot, Puccini escribió por primera vez mucha música coral, produciendo un tapiz orquestal más amplio y complejo, que mostraba su conocimiento de Stravinsky y de otras partituras contemporáneas. En su última ópera, Puccini se alejó del verismo. Pero no podía olvidarse de sus “mujercitas que no saben más que sufrir y amar”, y crea a la dulce Liú junto a la cruel Turandot.

Poco antes de su muerte, Puccini manifestaba: “¿Es propio decir que no debo laborar más...? ¿No debo finalizar Turandot...? Este mal mío de la garganta me atormenta más moralmente que por la pena física...”.

Las últimas dos escenas de Turandot, de las cuales Puccini dejó 36 páginas de bocetos, fueron terminadas por Franco Alfano, bajo la supervisión de Arturo Toscanini. La noche del estreno, Toscanini, que dirigía la orquesta, interrumpió la interpretación donde el maestro había dejado la composición, cuando muere Liú, y el coro canta: “¡Liú, bondad; Liú, dulzura, duerme! ¡Olvida! ¡Liú! ¡Poesía!”. Toscanini se volvió al público desde el podio dejando la batuta, y con voz queda y emocionada mientras lentamente se bajaba el telón, pronunció las siguientes palabras: “Aquí finaliza la ópera, porque en este punto murió el Maestro”. La versión que completó Alfano se presentó en la segunda noche.