Tres radares para el control de velocidad han sido baleados en una autopista de Quito

  Actualidad

Tres radares para el control de velocidad han sido baleados en una autopista de Quito

Investigación. La policía retiró las balas de los paneles de los radares.

Alguien está inconforme con el control de velocidad en Quito. Tres fotorradares han sido atacados, a punta de pistola, en dos días. El Municipio de la ciudad hace el recuento de los daños y anuncia más acciones legales.

La mañana de ayer se descubrió el nuevo ‘atentado’. Dos aparatos (ubicados a la altura del barrio de Guápulo, en la avenida Simón Bolívar) fueron destrozados. Recibieron seis y tres disparos, respectivamente.

“Colocar los radares no fue para multar a la ciudadanía, sino para reducir el número de accidentes en las vías”, dijo Fausto Miranda, supervisor de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

Según él, si el objetivo hubiera sido imponer infracciones a los conductores, se habría puesto fotorradares también en las vías en las que la circulación se hace a menor velocidad.

¿Qué tan grave es el daño? Los aparatos no sufrieron averías totales. Las balas destrozaron únicamente la pantalla donde aparece la velocidad de los automotores que transitan por la vía.

Los gastos de los arreglos correrán por cuenta del seguro que cubre a las máquinas.

Eso, sin embargo, no detendrá las investigaciones. Los agentes de la unidad de Criminalística de la Policía acudieron a la autopista Simón Bolívar para recoger las balas que quedaron en las dos máquinas. La AMT, además, interpondrá una nueva denuncia.

El miércoles otro fotorradar (ubicado en el sector de Nayón) sufrió el mismo ataque. Al menos diez balas impactaron en la pantalla. MAG