Tres inmuebles seran espacios de cultura

  Actualidad

Tres inmuebles seran espacios de cultura

Sentada en el Salón de la Ciudad, con empresarios y autoridades municipales, la vicealcaldesa Doménica Tabacchi resaltó el matiz social de las nuevas obras de las que ayer firmó el contrato.

La vicealcaldesa Doménica Tabacchi y el gerente de la Fundación Guayaquil Siglo XXI, en la firma de ayer.

“Ese mito de que Guayaquil no es una ciudad cultural quedó en el pasado”. Sentada en el Salón de la Ciudad, con empresarios y autoridades municipales, la vicealcaldesa Doménica Tabacchi resaltó el matiz social de las nuevas obras de las que ayer firmó el contrato.

Son tres: un teatro experimental, una escuela de artes y un sitio icónico dedicado a Barcelona, porque, claro, “el deporte también es cultura”.

El trabajo en este último constituirá la restauración del edificio donde funciona actualmente Barcelona Astillero, ubicado al sur de la ciudad, que es “la casa donde nació el equipo”, según explicó a EXPRESO el arquitecto Mauro Pérez, coordinador de los proyectos.

La nueva sede será ahora una cafetería administrada por la Asociación Barcelona Astillero. Contará con una sala de convenciones y, más adelante, un minimuseo del Ídolo.

En cuanto al teatro experimental, a edificarse en el centro, en la calle Tomás Martínez, con un costo de $ 378.921,64, se tratará de un espacio artístico que tendrá capacidad para unas 200 personas.

La tercera construcción tendrá lugar en la calle Numa Pompilio Llona y la plazoleta del barrio Las Peñas. Nacerá allí el estudio de artes escénicas Albert Paulsen. Este local, tradicional en la zona de la famosa calle empedrada, se utilizaba para vender artesanías.

Cuando esté lista constituirá un aula para artes escénicas en donde se darán clases de canto, teatro, danza y otras disciplinas. Este sitio destinará un pequeño auditorio, para no más de 30 o 40 personas, a shows que presenten los alumnos de la entidad.

Con estas entregas, Guayaquil amplía el espectro de espacios culturales, al que pertenecen, además de los museos, el teatro al aire libre José de la Cuadra, la concha acústica de Samanes, la de la ciudadela Estella Maris, la plataforma del MAAC y, entre otros, la explanada del Centro Cívico.

“Seguimos apostándole a la cultura”, dijo la vicealcaldesa en el marco de la firma de los contratos y resaltó que obras como estas son una importante fuente de empleo para quienes trabajen en la edificación.

El Cabildo busca dejar una huella. La obra no solo será urbana, sino también social. “Cada vez hay y habrá más espacios culturales para propios y extranjeros”, señaló Tabacchi.

Según indicó la Fundación Guayaquil Siglo XXI, estarán listas en febrero del próximo año. Juntas implican una inversión de más de 800 mil dólares.

Cada proyecto tendrá su propia oficina administrativa, adelantó el arquitecto Pérez. Está previsto que estas se empiecen a construir dentro de dos o tres semanas.