Transportistas piden una ‘super’ de repuestos

  Actualidad

Transportistas piden una ‘super’ de repuestos

La dirigencia de la transportación y las autoridades de Gobierno han realizado cuatro talleres para discutir los problemas del sector.

Sesión. El ministro de Transporte, Walter Solís (c), cumplió la cuarta reunión con la dirigencia de la transportación.

Es un efecto colateral de la reforma tributaria. El IVA del 14 % motivó un nuevo pedido de los transportistas. Ellos exigen un mecanismo de control y homologación de los precios de los repuestos de vehículos.

Tienen alternativas. Para el presidente de la Federación de Taxis Ejecutivos, Fernando Valdés, debería crearse una “Superintendencia de Control de Repuestos”, que tenga como misión establecer los precios para esos artículos.

“Sabemos que existe la Superintendencia de Control de Poder del Mercado, pero queremos que exista una Superintendencia de Control de Repuestos”, dijo a EXPRESO.

El presidente de la Federación Nacional de Transporte Liviano, Mixto y Mediano del Ecuador, Napoleón Cabrera, coincide con su compañero. Él, sin embargo, no habla de una superintendencia sino de un ente que acompañe al sector en el control de costos.

Los dos dirigentes coinciden en que los valores son muy variables. Tienen ejemplos. En una misma cuadra, contaron, un repuesto de la misma marca tiene variaciones que llegan hasta los 50 dólares. No es aceptable porque perjudica al transportista, dijeron.

La definición de una propuesta para el presidente Rafael Correa, con el que se reunirán hasta final de mes, se cumplirá durante la asamblea que tendrán las 11 federaciones de la transportación, la próxima semana, en Quito. A diferencia de otros trabajadores, los transportistas no están divididos por su apoyo al Gobierno.

Es más, los dirigentes reconocen que hay una buena relación con las autoridades. Prueba de ello fue la reunión de ayer con el ministro de Transporte, Walter Solís.

En la cita hablaron de otros pendientes del sector. La afiliación a la seguridad social, que la informalidad del servicio sea un delito penado, la exigencia a los municipios para que acojan las competencias de transporte y que se retome el Plan Renova son algunos temas. Sobre Renova, los agremiados dijeron que hay demoras que entorpecen la obtención de un nuevo automotor.