Transporte y vida barrial, ejes a mejorar para el 2050

  Actualidad

Transporte y vida barrial, ejes a mejorar para el 2050

Especialistas se unen para pulir una propuesta de plan urbano para la ciudad. La economía y clima también se analizan. Se presentará al Comité Bicentenario

Desde la presentación del proyecto inicial, la organización ya ha tenido varias reuniones para discutir nuevas propuestas.

Un crecimiento planificado y ajustado a las necesidades de los pobladores. Eso es lo que busca proponer un grupo de expertos, ingenieros y arquitectos, de colegios profesionales y de la academia, en el tercer plan urbano de la ciudad, con miras a una administración metropolitana.

El proyecto, que parte de un trabajo de investigación del arquitecto Felipe Espinoza, docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil, fue presentado el pasado 4 de octubre en el marco de las fiestas de Independencia, con la finalidad que, durante dos años, pueda ser alimentado con conocimientos y aportes de otros especialistas.

El plan se irá puliendo dentro de una comisión liderada por el doctor Francisco Huerta, exalcalde de Guayaquil y subdirector de EXPRESO, y el ingeniero José María Fuentes, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Guayas, ambos son miembros del Comité Bicentenario, encargado de los preparativos y obras para celebrar los 200 años de Independencia de la ciudad.

“Queremos formalizar dentro del comité una acción concreta, que en nuestro caso el compromiso es presentarle a Guayaquil una propuesta de plan que será entregada en el 2020”, explica Huerta.

El proyecto se enmarca en dos estrategias territoriales: el desarrollo metropolitano formal, es decir, el crecimiento de Guayaquil hacia el este y oeste, y el concepto de distrito urbano y distrito rural, para atender las necesidades por sector. Además está compuesto de cinco ejes o campañas de acción en los que se detalla cómo está la ciudad y qué se debe hacer durante los próximos 50 años.

Economía

1.Según el documento base, se prevé un impulso económico en los distritos de la ciudad con la creación de un sistema de formación continua para proporcionar a los vecinos la preparación necesaria para que puedan trabajar en sus emprendimientos, la industria de tecnología y las comunicaciones. Para esto también se mejorará y ampliará la cobertura de internet gratuito que facilite las comunicaciones. En el ámbito rural se busca incentivar el desarrollo de la agricultura.

Barrios sostenibles

2. Que los negocios regresen a los barrios es el principal objetivo de este eje. La campaña propone promover comunidades vibrantes y resilientes, que tengan una variedad de opciones de vivienda, comercio y transporte, ofreciendo una forma de vida sana, próspera y sostenible para los residentes.

Transporte e infraestructura

3. En este punto se analiza la transformación y complementaridad del sistema de Metrovía con el sistema de tranvía de cercanías mediante la integración de las líneas existentes en un nuevo sistema exprés que conecte todos los principales centros de trabajo y residenciales del área. Para Espinoza, ya es necesario implementar un concepto distinto al actual, con el que se pueda transportar a más gente, de forma más rápida y sin afectar al medio ambiente. Además, para los expertos es primordial que los cantones aledaños a Guayaquil (Durán, Daule y Samborondón) estén conectados por un mismo sistema. Una propuesta, que a decir del alcalde Jaime Nebot, ya se gesta con la Aerovía.

Además, el arquitecto Luis Gómez, quien también es parte del equipo, menciona que es indispensable que la vía a la costa tenga al menos dos rutas alternas.

Energía y medio ambiente

4. En este aspecto, el plan examina la capacidad que tendrá la ciudad para sostenerse y desarrollar sus servicios básicos sin afectar a los cerros y al manglar. “Es necesario definir una estrategia ambiental y a largo plazo bajar la contaminación, que no es un tema alarmante, pero sí hay exceso de ruido. Las instituciones locales deben trabajar en conjunto”, señala el arquitecto. Obras para disminuir la afectación del cambio climático en la ciudad también se plantean como una prioridad.

Administración

5. El proyecto propone la reforma legal que no solo les permita a los cabildos trabajar en mancomunidad, sino que sus direcciones municipales se progresen en función de las necesidades del gran Guayaquil. “Hay que desarrollar una estrategia clara, no solo unirse para temas específicos como los puentes”, recalca Espinoza.

Durante estos dos años, los profesionales no descartan recibir propuestas de expertos internacionales en temas de desarrollo sostenible de la ciudad.