Actualidad

Una tragedia que pudo evitarse

T errible es saber que la irresponsabilidad y la poca humanidad de las personas pueden acarrear consecuencias funestas. Ahora conocemos, por los primeros resultados de las investigaciones, que el avión de la compañía boliviana LaMia en el que se accidentó un equipo de fútbol brasileño en Colombia, tenía poco combustible para la larga ruta que debía cubrir. Los pilotos eran ‘conscientes’ de las limitaciones de combustible que tenían en el momento y, sin embargo, decidieron seguir volando. El resultado todos lo conocemos. ¿A quién se sancionará por esto? ¿Quién devuelve el hijo, el hermano, el padre, el amigo que murió en ese accidente que pudo haberse evitado?

Betsy Urbano de B.