Actualidad

Tope de gasto moldea la tactica

El monto asignado para el gasto y promoción electoral resulta insuficiente para algunas organizaciones políticas, y excesivo para otras. Todo depende del ojo con el que se mire.

Tope de gasto moldea la táctica

Tiene límite y los candidatos buscan las formas de manejarlo. El monto asignado para el gasto y promoción electoral resulta insuficiente para algunas organizaciones políticas, y excesivo para otras. Todo depende del ojo con el que se mire.

Pero más allá de este desacuerdo, los partidos y movimientos políticos pisan el acelerador en la construcción de estrategias que les permitan llegar con sus propuestas de manera personalizada a los votantes, cuando faltan 35 días para el inicio de la campaña.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) definió que para estos comicios el monto de gasto límite para el binomio presidencial y los candidatos a asambleístas nacionales resultará de multiplicar el número de electores a escala nacional (12,8 millones) por $ 0,15.

Para los asambleístas provinciales, la lógica es similar: se parte del número de electores registrados en la jurisdicción y se multiplica por $ 0,15.

Para el abogado Lenin Hurtado, quien encabeza la lista de asambleístas nacionales por la Unidad Popular, es demasiado que se asigne $ 1,9 millones para promocionar a los candidatos a estas dignidades.

¿Cuánto necesita él para la campaña? “De acuerdo con el diseño y estrategia que tenemos, ese monto está muy por encima de lo que deberíamos gastar. Usando el 50 % podemos hablar de una cifra ideal. La situación del país no es la mejor”, indicó a EXPRESO.

Su estrategia es movilizarse por el territorio en donde, consideran, está su base social y apuntar a las redes sociales para llegar a los más jóvenes, a los de voto facultativo (16-18 años), que son 676.401 electores.

El fondo para promoción electoral no es administrado directamente por las organizaciones políticas. Está destinado para la propaganda en prensa escrita, radio, televisión y vallas publicitarias. Se paga por intermedio del CNE.

Guillermo Celi, cabeza de la lista de asambleístas nacionales por la alianza CREO-SUMA, valora la existencia de este fondo, pero dice que la verdadera fortaleza está en los recorridos. “Esa es la mejor manera de que escuchen las propuestas y, lo más importante, que podamos conocer las necesidades de la gente. Pero el monto hay que ocuparlo todo, porque forma parte de la estrategia comunicacional”, explicó a este Diario.

Más preocupante es la situación de los aspirantes a asambleístas provinciales, opina Santiago Guarderas, aspirante del Partido Social Cristiano (PSC) por Pichincha.

¿Por qué? “En Guayas, Manabí y Pichincha el monto debe dividirse entre los candidatos de todas las circunscripciones, lo que hace que lo asignado resulte limitado”, dijo. Por eso, esta agrupación, por ejemplo, ya tiene dividido el mapa de la provincia. El objetivo es volver al ‘puerta a puerta’ y el ‘boca a boca’ para tratar de convencer a los votantes.